Cumbre Nacional e Internacional de Derechos Humanos

CUMBRE DDHH UNILIBRE

Con la presencia de catorce expositores se cumplirá en la Universidad Libre Seccional Cali la Cumbre Nacional e Internacional de Derechos Humanos “Garantía para toda la vida”, certamen que tendrá lugar entre los días jueves 7 y viernes 8 de mayo de 2015.

El certamen se cumplirá en el Auditorio Gerardo Molina de la Universidad, situada en la Diagonal 37 A No. 3-29, barrio Santa Isabel, en dos jornadas: de 8:00 a.m. a 12:00 m. y de 5:00 p.m. a 8:00 p.m. Los expositores serán: Libardo Orejuela Díaz, rector de la institución; Jaime Bernal Cuéllar, ex procurador general de la Nación; Claudia López, senadora de la República; Alfredo Molano, columnista del diario El Espectador; Gloria Cuartas, ex alcaldesa de Apartadó; Hollman Morris, ex gerente de Canal Capital, y Alfredo Beltrán Sierra, ex presidente de la Corte Constitucional.

De igual manera, Soraya Gutiérrez, del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo; padre Javier Giraldo, del Centro de Investigación y Educación Popular, Cinep; Diana Rodríguez; María José Fariñas, catedrática española; padre Francisco Jeudo; Daniel Libreros, catedrático universitario, y Wilson Sánchez Jiménez. Se trata de un nuevo aporte a la promoción y discusión de los temas palpitantes en el país, luego de la realización exitosa, entre el 24 y el 25 de noviembre de 2014, de la Tercera Cumbre Nacional por la Paz, cumplida en la Universidad Libre de Cali.

El ingreso a las conferencias no tiene ningún costo. Si desea ampliar información sobre este y otros certámenes, puede contactar a:

Dr. Libardo Orejuela Díaz, rector de la Seccional.

María Fernanda Jaramillo, directora del Departamento de Publicaciones y Comunicaciones.

Yamile Torres Pereira, periodista del Departamento de Publicaciones y Comunicaciones.

Teléfono de contacto: PBX (+57+2) 524 0007, extensiones: 4315, 4316 y 4334.

11182100_10152878350098391_2645297221022404487_n

Gracias del Colectivo Social Unámonos a los vallecaucanos

El Colectivo Social Unámonos agradece a militantes, simpatizantes y amigos, su desinteresada y espontanea decisión de aceptar nuestra invitación a participar de la elección de Delegados al IV Congreso Nacional del Polo Democrático.

Su decisión, contribuira a que al interior de éste partido, se asuma la propuesta de su presidenta Clara López Obregón de apoyar los diálogos para la terminación del conflicto armado, entre el gobierno y la guerrilla de las FARC, como elemento fundamental para iniciar con la sociedad civil la tarea de encontrar los caminos que nos lleven a alcanzar la tan anhelada paz con democracia y justicia social.

La política de alianzas con otros sectores de izquierda, sociales, alternativos y demócratas, será primordial en la conformación de una gran convergencia política y social que nos lleve a constituir un frente unitario por la paz de Colombia, capaz de apostarle a obtener espacios de gobernabilidad local y regional que aseguren en un mediano plazo la obtención de la presidencia de la república.

Con la elección de delegados al Congreso Nacional del Polo ganó Clara López en su intención por aceptar ser la alcaldesa de la capital del país. Ganó Jorge Robledo por que se perfila como candidato presidencial con serias opciones de ganar. Gana Colombia y en el Valle del Cauca gana Cali, las regiones y los municipios que tendrán representantes auténticos de sus intereses colectivos.

Nuestro aporte es el concurso de sectores organizados que con 1847 votantes permitieron la elección de tres delegados empeñados en defender el Ideario de Unidad que dio origen a la creación del Polo Democrático Alternativo.

Logo Unamonos

Agricultura Campesina para la Soberanía Alimentaria

Por Diego Montón

La III Conferencia Internacional de Vía Campesina, realizada en Brasilia, aprobó la “Carta de los Derechos de las Campesinas y Campesinos”, fue el cambio de etapa en un proceso que comenzó junto al siglo XXI, con la expectativa de construir una Convención Internacional de los Derechos Campesinos, en el marco de la feroz ofensiva neoliberal que azotaba al mundo entero.  La V Conferencia, llevada a cabo en Maputo, África, en el año 2008, ratificó la misma y avanzó en definir los mecanismos para interactuar en la Organización de Naciones Unidas (ONU).

maxresdefault

En la lucha por la tierra, las organizaciones campesinas hemos sido perseguidas y criminalizadas, y cientos de dirigentes encarcelados y asesinados.  Las organizaciones campesinas resistimos la globalización neoliberal con acciones de masas, pacíficas, pero contundentes, frenando desalojos, realizando ocupaciones de tierras improductivas y latifundios, movilizando en las calles, ocupando edificios públicos para ser escuchados, siempre abiertos al diálogo para la construcción de alternativas, pero con la claridad de que la tierra no se negocia. Desde el BM, la FAO y la OMC se lanzaron conclusiones que pretendían responsabilizar del hambre al “atraso tecnológico” y la escala de los campesinos y enunciaron “El Fin del Campesinado”, como complemento del “Fin de la Historia” de Fukuyama.  La propuesta del capital para la agricultura fue la revolución verde en su versión transgénica.

Hoy, ya con más de tres años de discusión formal en el ámbito del Consejo de Derechos Humanos de la ONU se consolida el proceso hacia una “Declaración de los derechos de los campesinos y otras personas que trabajan en el medio rural”, que apunta a lograr una Declaración en Naciones Unidas y construir una Convención Internacional de los Derechos Campesinos, para ampliar y jerarquizar derechos existentes y consolidar nuevos derechos.  Un camino que ya recorrieron los pueblos indígenas y en forma similar las organizaciones de las y los trabajadores.  Si bien la caracterización teórica de los sujetos a veces puede superponer a indígenas, trabajadores o campesinos, existen en la actualidad innumerables situaciones que mantienen vacíos de jurisprudencia en cuanto al respeto de derechos humanos según la cultura y la identidad.

El derecho a la tierra, por ejemplo, puede ser un aspecto determinante para el desarrollo de la vida y de muchos otros derechos.  Así, una campesina, que se siente parte/hija de la tierra y la naturaleza, al ser despojada de la misma pierde parte de su ser, además de su lugar de estar, queda incompleta, con su identidad herida.  Tanto las observaciones generales de los DESC (derechos económicos, sociales y culturales) como las recientes Directrices Voluntarias de la Tierra que aprobó la FAO, van en ese sentido, sin embargo, al ser solo orientaciones, los estados no están obligados a cumplirlas.  El poder judicial, generalmente relacionado al poder económico, desconoce todos esos instrumentos.

En la actualidad, las campesinas y campesinos estamos expuestos a violaciones sistémicas de nuestros derechos.  El capital financiero de la mano de empresas transnacionales, desató una gran ofensiva para subordinar los bienes naturales, la tierra y la agricultura, a los intereses de la banca internacional, destruyendo mercados locales, desalojando campesinos, desmontando millones de hectáreas de bosques, provocando desplazados y migrantes, y desatando la mayor crisis alimentaria de la historia de la humanidad.  La mercantilización de los alimentos y la concentración del sector agroalimentario permiten a los grupos corporativos manipular los precios y regular el abastecimiento de alimentos en los mercados, ocasionando, en muchos casos, que esos intereses condicionen y presionen a los gobiernos lesionando seriamente las democracias.

En 2012, el gobierno de Bolivia, bajo la presidencia de Evo Morales, quien participó de los inicios de la CLOC Vía Campesina, asumió el desafío, presentando el “Proyecto de declaración de los derechos campesinos y otras personas que trabajan en las zonas rurales” en el Consejo de Derechos Humanos, logrando una resolución que dio inicio a un proceso formal y la creación un “Grupo de Trabajo” (GT). En 2014, una nueva resolución del Consejo, patrocinada por 11 gobiernos, entre ellos Bolivia, Cuba, Ecuador, Argentina, Filipinas, Sudáfrica, ratificó la necesidad de esta declaración.  En febrero de 2015, el GT presentó un nuevo proyecto.  En el preámbulo establece: “Reconociendo la contribución pasada, presente y futura de los campesinos para la conservación y mejora de la biodiversidad y para asegurar la soberanía alimentaria, fundamentales para el logro de los objetivos de desarrollo convenidos internacionalmente (…). Reconociendo que, con el fin de garantizar la soberanía alimentaria de los pueblos, es fundamental respetar, proteger y promover los derechos reconocidos en esta Declaración (…)”

En su articulado, ratifica los derechos que ya existen en otras declaraciones, como por ejemplo el derecho a la vida, al trabajo digno, a la salud, y se explicitan nuevos derechos para los campesinos y obligaciones de los estados al respecto.  Entre ellos, el derecho a la tierra, a la propiedad colectiva, a las semillas, a los medios de producción, al acceso a los mercados y precios justos, al agua de consumo y producción, al uso y gestión de los bienes naturales, y a no ser afectados por agrotóxicos y transgénicos. El director de la FAO, Graziano Da Silva, también avaló la necesidad de una declaración de los Derechos campesinos, mediante una video conferencia en una de las consultas del GT, en las cuales explicó el rol estratégico de la agricultura campesina en la lucha contra el hambre. En el camino, se fueron sumando aliados importantes como la UITA (Unión Internacional de Trabajadores Agrícolas), CITI (Consejo Internacional de Tratados Indios), WAMIP (La Alianza mundial de pueblos indígenas nómadas), WFFP (Foro Mundial de Pueblos Pescadores), FIMARC (Federación Internacional de Adultos Rurales Católicos), junto a ONGs como FIAN, CETIM, CELS, que acompañan el proceso.

De esta manera ya no es solo una propuesta de la Vía Campesina, sino una demanda de un gran arco de organizaciones populares de productores de alimentos. Si bien hay resistencia de quienes defienden los intereses de las corporaciones, el proceso cuenta con el apoyo del Grupo América Latina y el Caribe (GRULAC) y del G77 más China, por lo que el debate en adelante se va a centrar en su contenido, dado que ya se dio por sentado la necesidad de la Declaración. Es por esto que concentraremos la presión y negociación en elementos estratégicos como el derecho a la tierra, la función social de la tierra, y la necesidad de profundas reformas agrarias como obligaciones de los estados así como la definición del sujeto de la declaración, la necesidad de garantizar la vida digna en el campo, en cuanto a servicios, salud, educación etc…

La actual crisis geopolítica, en la cual EE.UU.  va perdiendo paulatinamente la hegemonía global, ha permitido un mayor diálogo para la Gobernanza internacional, así como la disputa de sentidos y acuerdos respecto a las soluciones a la crisis alimentaria y climática.  Sin embargo, para la Vía Campesina, es claro que mientras las instituciones y las economías nacionales o regionales estén controladas en mayor medida por la burguesía, el plan de acción de movimiento popular continuará requiriendo de la lucha activa y frontal contra las corporaciones y el capital financiero, siendo la principal herramienta de los pueblos la acción directa, la organización y la lucha de masas.  Esta Declaración será un importante aporte en este sentido, en un momento histórico de América Latina, donde es estratégica la defensa de los procesos populares, democráticos y los derechos conquistados, y eso solo es posible profundizando las transformaciones.

* Texto publicado en la revista América Latina en Movimiento No. 502 de marzo de 2015, sobre el tema “Agricultura Campesina para la Soberanía Alimentaria” – http://www.alainet.org/es/revistas/168312

Javier Fernández Franco va por la Alcaldía de Florida

Plenamente confirmada quedó la aspiración del abogado y narrador deportivo del Gol Caracol, Javier Fernández Franco, quien ratificó su intención de ocupar el cargo de alcalde de éste importante municipio ubicado al sur oriente del departamento del Valle del Cauca. 

IMG-20150327-WA0015

La semana anterior en declaraciones entregadas al Noticiero local “En Voz Alta” de Florida Radio 96.0, había manifestado su interés por ser alcalde de éste municipio encabezando un movimiento de unidad de diferentes partidos políticos y sectores alternativos, étnicos y sociales, comprometidos en sacar a éste municipio de la crisis económica y administrativa en que se encuentra sumido desde hace más de 20 años.

No obstante, existían voces de comunicadores y dirigentes políticos que no daban crédito a esa posibilidad, por los múltiples compromisos adquiridos con el canal privado de televisión, de quien fuera catalogado en el pasado Mundial de Brasil 2014, como el mejor narrador de fútbol del mundo y quien se prepara para narrar los partidos de la Copa América y los juegos de la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018.

Sin embargo, éste fin de semana, habló con concejales de diferentes vertientes políticas, sostuvo reuniones en la emisora comunitaria y en uno de los canales locales de televisión, intercambio opiniones con deportistas indígenas encabezados por el concejal de AICO James Quitumbo y finalmente presidió una nutrida reunión convocada por el Colectivo Social Unámonos, donde ratificó tajantemente su decisión de aspirar al primer cargo público municipal.

IMG-20150327-WA0017

Fernández Franco en cada uno de éstos espacios, expresó su agradecimiento a Dios por todas las oportunidades que le ha brindado en su vida personal y profesional y enfatizó en que es el momento justo de prestarle un servicio a su tierra natal colocandola en el sitio que le corresponde. “Colombia es un gran hospital ocupado por municipios enfermos, donde Florida, se haya en la Unidad de Cuidados Intensivos y con el concurso de tod@s vamos a recuperarla”.

Yo no estoy esperando ningún guiño del presidente: Clara López

Tomado de El Colombiano 

Por Daniel Palacios Mejía

el_proceso_de_paz_sale_fortalecido_de_la_crisis_clara_lopez

Optimista con su pre candidatura a la Alcaldía de Bogotá y afirmando que su trabajo en la Comisión Asesora de Paz es ajeno a los intereses políticos, la presidenta del Polo Democrático Alternativo, Clara López Obregón, habló con El Colombiano sobre su papel en dicha Comisión y el panorama electoral.

¿Cómo recibió la invitación del presidente para integrar la Comisión Asesora de Paz?

“Desde luego que es un gran honor. He aceptado muy honrada esa invitación a formar parte de un grupo tan plural y tan independiente en esta etapa final del proceso de paz, en el cual estoy segura de que la reflexión colectiva de visiones diferentes van a contribuir a solventar los escollos que todavía faltan en temas tan complejos como la justicia transicional y la delación de armas”.

¿Ese nombramiento es el guiño que estaba esperando del presidente?

“Ni más faltaba, yo no he estado esperando ningún guiño, yo lo que he venido sosteniendo es que mi voto por la paz es parte de nuestros principios y nunca he esperado nada a cambio”.

¿Cuál será su aporte a la Comisión?

“Una visión de los sectores que hemos luchado por más de 20 por una solución política y negociada al conflicto y la necesidad de valorar, como corresponde, las amenazas violentas que se ciernen sobre todos los sectores de avanzada de este país”.

Hay quienes afirman que su papel en la Comisión podría politizarse por su campaña a la Alcaldía de Bogotá, ¿qué les responde?

“Primero que no soy la única aspirante a la Alcaldía y segundo creo que la gente primero piensa mal y después piensa. Es fundamental que haya un pluralismo de las personas profundamente comprometidas con el proceso de paz. Ni más faltaba que una precandidatura inhabilitara a un ciudadano para prestar un servicio en función del más alto interés nacional que tiene el país”.

¿Se ve votando en octubre por el referendo de paz?

“Yo quisiera que la refrendación fuera en octubre, pero cualquiera que sea la circunstancia yo estaré votando por la paz”.

¿Qué piensa de las giras del CD y el Procurador para expresar sus reparos al proceso de paz?

“Están buscando el coco de la justicia Penal Internacional para ponerle palos en la rueda al proceso de paz y pienso que en esta etapa en lugar de los impedimentos jurídicos para la paz deberían estar aplicando su muy importante capacidad intelectual para buscar las soluciones que se necesitan para garantizar que funcione la justicia transicional, porque si usted de verdad se preocupa por las víctimas tiene que preocuparse por cerrar la fábrica de violencia y no buscar los caminos que asusten a la contraparte para que no vaya a suscribir el acuerdo de paz con la preocupación de que se les vaya a incumplir”.

Háblenos de las elecciones de octubre, ¿están zanjadas las diferencias al interior del Polo?

“El Polo es un partido deliberante y desde luego hay muchas tendencias, perspectivas y discusiones en su interior, pero que haya esa deliberación interna, que a veces adquiere características de excesivo entusiasmo, no quiere decir que haya peleas internas como se ha planteado”.

¿Cómo están las relaciones con la Unidad Nacional?

“Normales. Las relaciones con la Unidad Nacional son como las relaciones que tenemos con cualquier otro partido”.

¿Contemplan alianzas con ese sector político?

“No descartamos que haya municipios en los cuales el Polo entre a apuntalar una candidatura que no sea de nuestro partido sino que haga parte de la coalición de Gobierno, pero nuestra directriz es la de generar convergencias con los sectores de la izquierda alternativos y democráticos y eso no descarta a las figuras de la Unidad Nacional”.

¿Y concretamente en Bogotá?

“En Bogotá ya el Partido de la U ha tomado su determinación lo que demuestra que no era tan cierto ni serio lo que decían muchos de que yo ya tenía amarrada una alianza con ese partido”.

¿Cómo va su precandidatura para la Alcaldía de Bogotá?

“Yo la veo muy bien y veo con mucha confianza la posibilidad de llegar a la Alcaldía de Bogotá. En la ciudad se percibe un apoyo extraordinario y estamos en el proceso de construir un programa de carácter colectivo con participación de los sectores sociales y de los grupos empresariales y ese proceso de cohesión nos va a permitir una gran alianza ciudadana imbatible”.

Senador Castilla se solidariza con concejales que protestan contra megaminería

_DSC1459

El senador del Polo Democrático Alternativo, Alberto Castilla expresó su voz de solidaridad con cabildantes de los Concejos de Meta, Guaviare y otras regiones del país, quienes preparan una marcha hacia Bogotá con el propósito de manifestar su rechazo contra un decreto del gobierno nacional que les quita atribuciones a los municipios para decidir sobre la explotación minera en sus territorios.

En efecto, alrededor de 100 concejales y concejalas del Meta y Guaviare han manifestado su rechazo al Decreto 2691 de 2014, también conocido como el “decreto navideño” por cuanto fue expedido por el Ministerio de Minas el 23 de diciembre del año pasado. Para los cabildantes, el Decreto le quita atribuciones a los municipios para decidir sobre la minería en sus respectivas circunscripciones  territoriales.

El senador Castilla explicó que hay una opinión generalizada entre los concejales de esos departamentos respecto de que dicho decreto constituye una respuesta del gobierno de Santos ante la creciente movilización social en defensa del territorio frente a los impactos de la minería, y un intento de frenar las iniciativas de ciudadanía, alcaldes y cabildantes para impulsar consultas populares que pregunten a las comunidades si están o no de acuerdo con las actividades extractivistas en sus municipios.

Además hay un amplio inconformismo porque el citado decreto va en contravía de la sentencia C-123 de 2014 de la Corte Constitucional, en virtud de la cual se ordena que el nivel central y el nivel local establezcan mecanismos de acuerdo para proteger a los municipios y a las comunidades frente a distintos impactos de la minería. Por el contrario, el Decreto 2691 de 2014 crea un procedimiento que subordina a los municipios frente al Ministerio de Minas, el cual a su vez obtiene la facultad de dirigir todo el procedimiento de las solicitudes e incluso de aceptarlas o rechazarlas.

Los concejales anunciaron una movilización hacia Bogotá con el fin de rechazar el decreto y promover una demanda de nulidad. Esta marcha partirá de la ciudad de Villavicencio el día 21 de marzo y llegará a Bogotá el martes 24 donde los cabildantes se manifestarán contra esta disposición legal en el Consejo de Estado. Esta movilización estará acompañada por el senador Castilla, integrantes del Instituto Latinoamericano para un Derecho y una Sociedad Alternativos (ILSA) y por cerca de 600 ciudadanos que han manifestado su inconformismo con esta medida gubernamental.

Además, será apoyada por concejales de otras regiones del país, incluyendo cabildantes de Nariño, Cauca, Putumayo, Cundinamarca y los Santanderes, quienes también han manifestado reparos al decreto mencionado. Los demandantes pretenden reivindicar la defensa de la autonomía territorial y los principios de coordinación, concurrencia y subsidiariedad entre el nivel central y entes territoriales; la defensa de la democracia representativa y participativa, pues el decreto limita la acción de los concejos y, en consecuencia, de la ciudadanía, mientras sí contempla la participación de empresarios pero no de la gente que sufrirá los impactos de la minería en sus territorios.

Los concejales, el senador Castilla e ILSA  también plantean que el decreto en referencia viola el principio constitucional de buena fe, pues abiertamente va en contra de la sentencia C-123 de la Corte Constitucional. Por último, consideran que privilegia la industria minera sobre otros fines constitucionales imperiosos como la protección del ambiente, del agua y la producción de alimentos.