Funcionarios del gobierno Santos, se embolsillan el control absoluto de la Autoridad Nacional de la Televisión en Colombia – ANTV –

 En Carta  dirigida al Presidente Juan Manuel Santos, al Procurador General de la Nación,  y a la Relatora para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la CIDH – OEA; el Representante del Polo Democrático, por el Departamento del Valle del Cauca, Wilson Arias, ha manifestado:

“Dada la  situación que se viene presentando alrededor de la conformación de la Junta  Nacional de Televisión, se torna urgente que el Señor Presidente de la  República, le explique a los colombianos y a la Comunidad Internacional, si su  Gobierno y sus funcionarios, respetarán el proceso de selección de los  auténticos representantes de la Sociedad Civil y sus organizaciones, a la Junta  Nacional de Televisión, o como lo advertí el año anterior en el proceso de  trámite de esta iniciativa legislativa [Acto Legislativo 02 de 2011 y Ley 1507  de 2012]: Será que el Gobierno del Presidente Santos: pretende embolsillarse  el control de la Autoridad Reguladora de la Televisión en Colombia?”

Particularmente  Arias le reclama al Presidente de la República, por el hecho de que, según la  Ley 1507 de 2012, además de contar con dos (2) delegados presidenciales, por  derecho propio, a la nueva Junta Nacional de Televisión; funcionarios del Nivel  Directivo y Asesor del Gobierno Nacional, actualmente, vinculados al Ministerio  de Cultura, el Ministerio de Educación Nacional, y a la CNTV, que han  viabilizado proyectos y recursos públicos, y del Fondo para el Desarrollo de la  Televisión, han sido inscritos como candidatos en Representación de la  Sociedad Civil, a la Junta Nacional de Televisión.

Este  Proceso de selección, no sólo es coordinado por el Ministerio de Educación  el cual tiene candidatos propios, sino que  además, será llevado a cabo por Universidades en las cuales el Presidente de la  República y la Ministra de Educación Nacional, tienen asiento propio en sus Consejos  Superiores, por disposición del artículo 64 de la Ley 30 de 1992.

De manera  concreta,  el Representante Arias denuncia como el actual Jefe de Comunicaciones del Ministerio de Cultura,  Germán Franco, ha sido postulado como Candidato; así mismo, señala que ha sido  inscrito el Subdirector de Asuntos Legales de la CNTV, Carlos Andrés Téllez  Ramírez, Jefe de la Dependencia Legal que ha venido preparando los escandalosos  –ACEVC- Actos Contractuales entre Vivos y entre Compadres. Contrato  026 de 2012, en la difunta CNTV. En la CNTV, Compadres y relacionados, han sido  declarados Objetivos de Prioridad Contractual por parte del Director de la  Entidad, Dr. Jaime Andrés Estrada Galindo.

La semana  pasada, Téllez fue designado como Comisionado encargado en representación del  Presidente de la República. La situación más preocupante radica en que al  amparo de la puerta giratoria entre lo público y lo privado en el sector de  TIC, conforme las Actas 16 y 17 de 2011, del Comité Técnico de Portabilidad de  la CRC, durante el último año, el Doctor Téllez, se desempeñó como Apoderado  Principal de la proveedora de redes y servicios de comunicaciones: Colombia  Telecomunicaciones, (Telefónica), hecho que posiblemente lo puede tener  incurso en el régimen de inhabilidades previsto en el artículo 8 de la Ley 1507  de 2012.

El  Representante Wilson Arias, lamentó el hecho de que la Asesora de Despacho de  la propia Ministra de Educación Nacional, entidad encargada de coordinar el  proceso de selección de los miembros de la Junta Nacional de Televisión, ANTV,  haya sido inscrita como Candidata a la Junta de Televisión, en Representación  de a Sociedad Civil, situación que constituiría un verdadero raponazo  gubernamental, a los candidatos postulados por las organizaciones sociales del  país.

Anuncios

Capacitación a candidatos a las Juntas Comunales y líderes barriales

Con el propósito de capacitar a los candidatos y candidatas a  las Juntas de Acción Comunal -JAC, de la ciudad,  l@s  invitamos a la realización de tres talleres que se dictaran en dos días:

·      Viernes 13 de abril a partir de las 6:00 pm, en la Carrera 9 No. 4-25, barrio San Antonio;  Taller sobre el Plan de Desarrollo de Cali y la situación actual de EMCALI. 

·      Viernes  20 de abril a partir de las 6:00 pm, en la Carrera 9 No.4-25, barrio San Antonio;  Taller sobre el Plan de Desarrollo de Colombia.

La ponencia de los  talleres estarán a cargo del Senador Alexander López, el Presidente de Sintraemcali, Jorge Iván Vélez y la UTL del Senador López.

Esperamos  contar con su participación

Invita:

UNIDAD TECNICA LEGISLATIVA

HS. ALEXANDER LÓPEZ MAYA

TEL. 8938406

Polo Democrático Alternativo

Glosas al PIB de 2011

Por: Aurelio Suárez Montoya 

¿Deber estar Colombia orgullosa del crecimiento económico del 5,9% en 2011? ¿Está fundado en mejoras sostenibles de la productividad o es debido a la explotación más intensiva de los limitados recursos naturales? 

Para resolver estas preguntas valgámonos de Paul Krugman, Premio Nobel de Economía, quien define que las economías sufren de Enfermedad Holandesa cuando la industria manufacturera, afectada por la revaluación y las importaciones baratas, entre otras, no retorna a niveles de desempeño previos al ciclo de auge de extracción y exportación de materias primas. El crecimiento de 2011 se funda en un alza del 14,3% en minería e hidrocarburos y del 6%, y algo más, en servicios complementarios como transporte y comercio. Predominan, junto con los servicios financieros, que como subsector se incrementó en el 11,4% y, entre finanzas y actividades extractivas, no remuneran ni el 6% del empleo total, menos que la mitad de las cadenas agro-industriales, y utilizan escasamente el 5% de todos los bienes producidos nacionalmente, como se constata en las matrices insumo-producto.

La agricultura, la construcción, la electricidad, el gas, el agua y la industria crecieron por debajo del índice nacional. Con respecto a esta última, mientras entre 2004 y 2010 se crearon en toda la economía dos millones de empleos, la fuerza laboral industrial permanente sólo aumentó en 40 mil, el 2%. La participación del trabajo en el producto industrial no ha logrado superar el 9% y una evidencia de la caída del sector es que, si bien en 2007 cada peso invertido en activos fabriles produjo $1,62, en 2010 sólo alcanzó a $1,38. La utilización de la energía eléctrica en las fábricas apenas creció el 1% entre 2007 y 2010. El crecimiento del último trimestre, 0,9%, fue el peor de 2011, similar al del mismo periodo en 2006 y 2009, e inferior al de 2010.

En enero de 2012 continuó la desaceleración. En cuanto al comercio exterior, las importaciones crecieron el 21,5% y las exportaciones el 11,4%, bienes importados captan mercado interno que no se compensa con lo conquistado en los externos y todavía están pendientes los desiguales TLC. Por falta de una economía consolidada, la rotación laboral es muy alta, y de 10 puestos creados en la manufactura sólo 6.8 sobreviven. Esto, a su vez, genera impacto en las familias y por eso sólo el 11,5% de los hogares declara que los ingresos cubren más que los gastos mínimos (ECV, DANE, 2010).

En conclusión, la cifra del crecimiento no es soportada por adelantos de la economía sino, por el contrario, por su destrucción. Como la persona que percibió más ingresos cuando empeñó la lavadora y la estufa para comprarse un televisor LED 3D de 70 pulgadas.

Competencias de nuestro candidato a la Dirección de la OIT

Por: Renán Vega Cantor/Periferia Prensa Alternativa

 El gobierno colombiano ha presentado oficialmente la candidatura de Angelino Garzón, actual Vicepresidente de la República, a la Dirección Ejecutiva de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Como parte de los requisitos exigidos para acceder a tal nominación se solicita una presentación formal de las competencias profesionales y personales del candidato. A continuación las recordamos de manera sintética.

Competencias personales

Una primera competencia digna de destacar de Angelino es su capacidad de adaptación a cualquier medio, porque forma parte de una especie, no en extinción, sino con un prometedor futuro: la de los lagartos políticos. En efecto, este individuo pertenece a la clase biológica de los reptiles políticos, al género de los saurios, entre los que están los lagartos y camaleones (algo así como los Progresistas de Gustavo Petro), de aquellos que rectan, se arrastran, cambian de bando las veces que sea necesario, no importa lo que hagan para satisfacer su insaciable apetito de trepadores sociales y políticos. Desde luego, en la OIT esta competencia es de suma importancia, porque permitirá a Angelino aliarse sin complicaciones con cualquier gobierno, sin importar si viola los derechos sindicales o mata sindicalistas al estilo colombiano.

Una segunda competencia de nuestro candidato radica en su completa ausencia de principios, porque forma parte de aquellos animales políticos que se venden al mejor postor, siempre están dispuestos a pasar de un bando a otro por unas cuantas monedas o un plato de lantejas; sus habilidades les permiten situarse siempre del lado del vencedor, sin importar si eso implica traicionar a los de su clase, a los que dice defender y a los cuales usan como trampolín político para conseguir votos o un puesto burocrático.

Angelino, como una muestra representativa de esos lagartos políticos, está siempre con los ganadores y con los poderosos y en público agradece a todos los que le han dado algún cargo burocrático, a Pastrana, a Uribe, a Santos, a las jerarquías católicas. Es tan incondicional que sale a defender a los hijos de nuestro bienamado Uribe Vélez, Tomas y Jerónimo, por la “tragedia” que soportan hoy al ser investigados por sus negociados y sus amistades con miembros de los paramilitares de la Costa Atlántica. Esta competencia puede ser muy útil en la OIT, porque permitirá a Angelino bendecir a todos los gobiernos que violen los derechos sindicales, lo cual se encubrirá con eufemismos sobre libertades y democracia. Esta competencia inherente a Angelino la podemos expresar con el argot propio del mundo sindical, diciendo que nuestro candidato es un esquirol, un rompehuelgas, un patiamarillo, un patevaca, para emplear algunos de los múltiples términos que se utilizan para referirse a los que traicionan a los trabajadores.

Una tercera competencia de nuestro Vicepresidente está referida a su habilidad en utilizar un lenguaje sibilino que pretende conciliar los intereses más opuestos. En efecto, el discurso de Angelino es una genuina muestra de su malabarismo político e ideológico, sin ningún principio ni recato, que le permite situarse en el centro del escenario político, donde despliega una retórica entre populista y religiosa, en la que emergen de manera frecuente sus alusiones al perdón, la gratitud, la reconciliación entre las clases, la sumisión y el cinismo. Esto le permite congraciarse, o eso cree él, con todo el mundo, dando por sentado que en la vida real es posible la conciliación de clases, y que él es la correa de transmisión que la hace posible. Al mismo tiempo que dice reivindicar su pasado de sindicalero, no escatima esfuerzos para alabar a quienes tienen una actitud abiertamente antisindical, como lo son los representantes de paramilitares o políticos cercanos a los mismos, entre ellos algunos que han ocupado la “Casa de Narquiño”. Este mismo discurso-programa es el que está enarbolando en su campaña para alcanzar la Dirección Ejecutiva de la OIT, cuando postula que es necesaria una “alianza de carácter tripartito con soporte de empresarios, trabajadores y gobiernos”.

Estas competencias que hemos resaltado –capacidad de adaptarse a cualquier medio, culto desaforado por los puestos burocráticos, clientelismo, adulación a los poderosos, sobre todo a aquellos que le han dado alguna vez un cargo- ponen de presente que Angelino Garzón es el candidato ideal que necesita la OIT, si tenemos en cuenta que él, como ningún otro, puede hacer presentable ante el mundo lo que es impresentable: nuestro modelo criminal de flexibilización laboral, de protección a los inversores extranjeros a costa de machacar a los trabajadores y campesinos y nuestra incondicional e insoslayable disposición a destruir sindicatos, matar sindicalistas y disolver a la fuerza cualquier forma organizativa de los trabajadores.

Competencias profesionales

Con respecto a otras competencias de nuestro candidato, sólo debemos agregar que en términos académicos e intelectuales Angelino no ha sido muy brillante que digamos, pues los títulos que consiguió los ha logrado en los últimos quince años, cuando ya había ejercido algún alto cargo administrativo en el Estado y entendió que era indispensable tener algún cartón, como requisito formal para seguir escalando en la política criolla. Por eso, obtuvo el título de Comunicador Social en el año 2000, en el mismo momento en que ejercía como Ministro de Trabajo, en la Universidad Jorge PASEO Lozano, uno de los tantos garajes universitarios que se encuentran en cualquier calle céntrica de Bogotá, y donde le venden un título al primero que cruce por la vereda del frente y tenga con que pagarlo. Después, nada que ver en términos de estudio, salvo la realización de una desabrida especialización en Derecho Administrativo en una universidad de España, en donde, como en Colombia, se le vende un título a cualquier colado, sin que se necesite mucho esfuerzo para conseguir un certificado de cuarta categoría.

Debido a sus indudables méritos como lagarto político, Angelino ha oficiado de burócrata consultor para entidades como la OIT, el Banco Interamericano de Desarrollo y empresas privadas de Colombia. (No sobra decir que consultores como Angelino abundan en Colombia y se caracterizan por organizar ONG con la finalidad de descubrir que el agua moja, a cambio de un buen fajo de dólares).  De la misma manera, por sus competencias profesionales, dos desprestigiados garajes universitarios de América le han concedido a Angelino sendos títulos de Doctor Horroris Causa, en el año 2011. Los títulos respectivos que se ha ganado por su Ridiculum Vitae  son, en su orden: uno, Lagartería política con énfasis en arrivismo intensivo;  y dos, Limpieza de imagen de los gobiernos paracos y criminales, con énfasis en negacionismo de crímenes sindicales.

Finalmente, sus competencias en lecto-escritura son nulas, porque, como se sabe, un burócrata sindical que se respete jamás lee una página ni escribe una línea. Si a eso le agregamos que un lagarto político tampoco se distingue por el cultivo del intelecto, encontramos en Angelino una mezcla perfecta de (in)competencia en asuntos intelectuales. En razón de esta incompetencia, Angelino ni siquiera ha escrito su hoja de vida y mucho menos su carta de presentación ante la  OIT. Nosotros, los miembros de este gobierno, lo hemos hecho por él, como se comprueba con la cantidad de mentiras piadosas que allí se incluyen. Para decir tantos embustes, hemos requerido de un novelista o un cuentista, como uno de aquellos que tanto maquillan al régimen criminal que hemos impuesto en Colombia, entre los que se encuentran Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes y, últimamente, Sergio Ramírez.

Ministro Mancuso: ¡Salve usted el Festival de Teatro!

Por: Daniel Samper Ospina/Semana

Se rescataría el legado cultural del uribismo, en el que abundan los autores y los intelectuales. Es decir, los autores intelectuales.

Empezó el Festival de Teatro y mi decepción no puede ser más grande. Hay un montón de montajes rusos y eslavos, pero ninguno que interprete el sentir nacional. Yo esperaba obras como ¿Quién le teme a Viviane Morales, Un tranvía llamado Gustavo o Esperando a Ferleyn. Al menos puestas en escena interpretadas por mandatarios criollos: que Belisario volviera a hacer de mimo y, como en la toma de Palacio, otra vez se quedara callado; que Samuel protagonizara Edipo Rey; siquiera que Sarmiento Angulo montara una adaptación de En busca de El Tiempo perdido. En lugar de eso, hay un montón de obras serbias y eslovacas que le quitan espacio al artista nacional. A Jean-Claude Bessudo lo dejaron con las mallas puestas y maquillado de mujer. Ahora hace mercado con esa pinta.

Y ni siquiera programaron la obra colombiana más importante de los últimos tiempos: aquel espectacular montaje que contó con más de 60 actores, una avioneta y un centenar de armas de utilería que se llamó La desmovilización del Cacique la Gaitana, y que dirigió quien, junto con don Luis Tejada, se constituye en el gran dramaturgo nacional: Luis Carlos Restrepo, el tierno Sófocles del Valle de Aburrá que, como otros grandes intelectuales colombianos, tuvo que irse de esta tierra miserable en la que no comprendieron su arte. Dios quiera que, ahora que le revocaron la medida de aseguramiento, regrese para montar la obra, si no en el Festival, al menos en un teatro, así sea de operaciones. Qué pérdida. La verdad es que si, como sugería el magistrado Néstor Correa, atravesáramos el tercer periodo de Uribe y Mancuso fuera ministro de Cultura, el Esquilo paisa estaría presentando su montaje en la Carpa Cabaret bajo un baño de gloria.

Yo vi la obra y me ericé, me ericé todo. La puesta en escena era sublime. Han podido elegir mejores intérpretes, es cierto. No digo que actores de la talla de Juan Manuel Santos que, siguiendo el método Stalivnaski, hizo por años el impecable papel de que era uribista. Pero sí un reparto más verosímil, porque no era fácil creer que el señor de la boina y la cola de caballo era un comandante guerrillero llamado Biófilo: ¡si incluso tenía un aire a Diego Santos! Hubiera sido mejor elegir un actor de aspecto agreste: mechudo, barbado, con los dientes torcidos. Un Gabriel Meluk, por ejemplo. O un Cabas, quizás, y que fuera un musical.

Pero eso no le quita méritos a la formidable puesta en escena lograda por aquel Ziggy de las tablas que con su pinta de bohemio -la larga barba blanca, el chal sobre el chaleco- podrá regresar al país y, quién quita, presentar la obra en el próximo Festival para disfrute de William Ospina, un valiente escritor que no solo podría interpretar él mismo a Biófilo, sino que consiguió que varios lectores aplaudieran a rabiar la columna en que defendió al excomisionado y, algo más meritorio aún, que algunos la leyeran hasta el final. Mis respetos a todos ellos.

Esas cosas pasan por no tener a Mancuso como ministro de Cultura. Si lo fuera, todo sería distinto. Sí: quizás la directora del Festival no sería Ana Marta, que es de pelo azul, sino Margarita, que es Cabello Blanco; llovería todos los días porque el chamán ya habría aparecido en Ocaña disfrazado de guerrillero; Pachito andaría vestido de arlequín y La Coneja Hurtado montaría I took Panama. Pero se rescataría el legado cultural del uribismo, una doctrina en la que, como alguna vez lo advertí, abundan los autores, abundan los intelectuales: abundan, en síntesis, los autores intelectuales.

No creo que las manifestaciones artísticas deban estar en manos de un poco de izquierdosos de buzos de lana que no se bañan y que van a teatro únicamente por el canelazo que reparten gratis en el intermedio. Con Mancuso en el gabinete florecerían los aportes culturales de la ultraderecha criolla. Traducirían al español el libro que Uribe escribió en inglés. En El Campín no se presentaría McCartney sino McCaco. Y harían realidad el sueño de José Obdulio, mi maestro, que en la revista Bocas confesó que se identificaba con Forrest Gump. No seré yo quien lo contradiga. Por primera vez me parece incontrovertible su posición. Ya decía yo que el coeficiente intelectual de Forrest me recordaba al de alguien. Y no en vano la vida de ambos estuvo marcada por los personajes que conocieron: Forrest, a Kennedy, John Lennon y Nixon; José Obdulio, al ‘Osito’, Pablo Escobar y Álvaro Uribe.

Bien: si Mancuso fuera ministro, obligaría a Dago García a que filmara la versión colombiana de Forrest basada en la vida de José Obdulio, y en la escena final mi maestro rompería a correr sin que nadie pudiera detenerlo, ni siquiera la Justicia, hasta llegar a Panamá. Yo sé que Colombia es un país de intelectuales; que triunfa el ‘Nietzsche’ Guerrero en el fútbol y doña Silvia ‘Goethe’ se luce en el mundo de la academia y las desapariciones. Pero si gozáramos del tercer mandato de Uribe, y Mancuso fuera ministro, viviríamos como en Atenas: en ruinas, sí, pero con José Obdulio desnudo y envuelto en una sábana mientras que efebos como el Pincher Arias lo rodean para escucharlo, y Luis Carlos Restrepo funda al lado suyo el nuevo teatro griego: porque nadie mejor que ellos para promover el arte de la tragedia.

http://www.semana.com/opinion/ministro-mancuso-salve-usted-festival-teatro/174292-3.aspx

El reencauche judicial del uribismo

Por: Luis Alfonso Mena S. / Paréntesis
Está en marcha el proceso de reencauche judicial del uribismo, tendencia política de las élites de ultraderecha hasta hace poco en franco retroceso debido a los graves procesos judiciales por corrupción, nexos con el paramilitarismo, chuzadas, falsos positivos, etcétera, en los que se hallan inmersos no pocos de los más importantes miembros de la cúpula del pasado gobierno de Álvaro Uribe.
Son varios los síntomas de tal reencauche, en el que entra en juego el mismísimo presidente de la República, Juan Manuel Santos, al proponerle a la Corte Suprema de Justicia una terna muy bien estudiada para que ganara el más definido uribista de la misma, el ex miembro de la Corte Constitucional Eduardo Montealegre Lynett, el único especializado en derecho penal de los postulados.
Una elección rápida y a la medida
Montealegre fue rápidamente elegido en sesión de la Corte Suprema cumplida el jueves 22 de marzo, a pesar de los serios reparos derivados del hecho de haber sido hasta hace poco tiempo abogado de la muy cuestionada Saludcoop, por cuyos servicios, según reveló Noticias Uno, le fueron pagados honorarios por más de cinco mil millones de pesos. Al finalizar la semana, la Procuraduría formuló pliego de cargos contra el presidente de Saludcoop, Carlos Gustavo Palacino, por la falta disciplinaria en la que pudo haber incurrido por la inversión indebida de dineros girados por el Gobierno en un monto de $168.000 millones, procedentes de recursos parafiscales del Sistema General de Seguridad Social en Salud.
Asesor del furibismo
Pero el impedimento que se deriva de esa circunstancia parece no ser el más grave, pues la gran preocupación ahora es la incidencia que pueda tener en relación con procesos judiciales que involucran a la cúpula del gobierno de Álvaro Uribe, habida cuenta la gran cercanía del nuevo fiscal con Álvaro Uribe, de quien fue asesor, lo mismo que de su ministro del Interior, Fabio Valencia Cossio. Algunos recordaron en los últimos días también que Montealegre integró la comisión que pretendía demandar al presidente Hugo Chávez ante la Corte Penal Internacional por supuestos nexos con las Farc, una maniobra del furibismo más extremista que derivó en un gran ‘oso’.
Les cuajó la jugada
Además, Montealegre es defensor del fuero militar y asesoró al ministro de Defensa actual en lo atinente a este punto en la reforma de la justicia. Y, para completar, fue también asesor del prófugo ex alto comisionado de Paz Luis Carlos Restrepo. Así, pues, el uribismo más recalcitrante está de plácemes con Montealegre. Les resultó la jugada a dos bandas: las ardides reglamentaristas contra la elección de Vivian Morales, y la terna para escoger a su reemplazo. Con razón Uribe ha estado tan contento y más bien callado por Twitter.
La encendida defensa de una jueza
Coincidiendo con la escogencia de Montealegre, todo el país pudo observar por los medios televisivos a la juez 45 de Conocimiento, Johanna Rodríguez, quien revocó la medida de aseguramiento contra Luis Carlos Restrepo, haciendo una defensa encendida del ex Comisionado de Paz por el sonado caso de la falsa desmovilización del Frente Cacique la Gaitana. Llamó la atención la argumentación no jurídica sino política de la Jueza, quien en tono de discurso aseguró que uno de los testimonios tenidos en cuenta, el de Salvatore Mancuso, obedecía a una venganza contra Álvaro Uribe y, además, enfatizó que no se habían aportado pruebas sobre quiénes eran y quienes no guerrilleros en esa “desmovilización”, cuando pululan los testimonios en tal sentido presentados en el proceso judicial.
Tutela contra la revocatoria
Con razón el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo anunció que interpondrá acción de tutela para el restablecimiento de la medida de aseguramiento contra Restrepo, al rechazar el procedimiento que prejuzga. “Pretender que el señor Luis Carlos Restrepo no fue responsable de delito alguno es, justamente, anticiparse a lo que debe ser el debate probatorio durante el juicio y que debe presentar la Fiscalía General de la Nación”, sostuvo Luis Guillermo Pérez, de ese colectivo, en declaraciones a diversos medios radiales.