Lo que dice ‘El Clan de los 12 Apóstoles’

El libro de Olga Behar recoge el testimonio del mayor de la policía Juan Carlos Meneses, quien acusó a Santiago Uribe de ser partícipe de la creación de los grupos paramilitares en Antioquia. A propósito de la publicación del libro ‘El Clan de los 12 apóstoles’, de la periodista Olga Behar, Semana.com reprodujo la siguiente entrevista con la autora, hecha por el periodista Javier Zapata, de Radio Nederland. Mire…Lea a su vez la reproduce para ustedes.

Javier Zapata: Señora Behar, quisiera comenzar por el final. Le voy a pedir encarecidamente que me lea usted un pequeño párrafo del epílogo del libro ‘El Clan de los 12 Apóstoles’.

Olga Behar: Con mucho gusto. “Comienzo diciéndole que quiero insistir en la advertencia que le hice la primera vez que nos vimos para la elaboración de este libro. Como periodista, nunca le puedo garantizar al personaje el resultado final.

Le agradezco haber corrido el riesgo de contarme su historia a sabiendas de que podía haber salido mal librado, pero en la vida no hay personas totalmente buenas ni totalmente malas, le digo. Y eso es lo que interpretará el lector para sacar sus conclusiones. Le cedo la palabra”.

J.Z.- Estamos frente a una obra dedicada al clan de los 12 apóstoles, un grupo paramilitar tristemente célebre en Colombia, de un período muy específico de la historia de este país, 1992-1994. ¿Por qué tomar como referente un hecho “del pasado”, para hablar del presente?

O.B.- Por dos razones: la primera, porque la única manera de entender nuestro presente es conocer el pasado; y la segunda, y tal vez más importante, es una frase que dijo alguien seguramente muy talentoso “si no conocemos nuestra historia, estamos condenados a repetirla”. Creo que se extraen lecciones en este libro que nos sirven para que esto no vuelva a pasar.

J.Z.- Este libro es producto de una larga lista de conversaciones, como dice la carátula, con el mayor Juan Carlos Meneses, y se trata de un lugar muy específico, ¿verdad?

O.B.- Correcto, yo he intentado en mi carrera profundizar sobre un modelo que creo que funciona muy bien para la comprensión de la historia y de la realidad de mi país. Es que, a partir de un hecho específico, pretendo explicar la realidad macro de lo que sucedió en Colombia.

Entonces, así como, aún siendo niña, entendí muchas cosas de la Segunda Guerra Mundial leyendo ‘El Diario de Ana Frank’, o por ejemplo viendo en ‘La lista de Schindler’ la manera como se salvaron vidas y como se afectó a la sociedad también. Es un modelo que nos permite ir de lo particular a lo general y eso facilita la comprensión por parte de público.

J.Z.- Y en este caso concreto…

O.B.- En este caso, Yarumal es un pequeño pueblo de Antioquia, uno de tantos del país, sobre todo de esa zona de lo que es el noroccidente de Colombia, donde operaron los grupos paramilitares que produjeron este desangre, cuyos efectos estamos viviendo hasta hoy en día: cuatro millones de desplazados, el monopolio de ciertos sectores que manejaron el poder sobre la tierra, no solamente el desplazamiento de sus pequeñas propiedades, sino también las secuelas desde los puntos de vista sicológico y social, como consecuencia de lo cual el 10% de la población no pueda vivir en el lugar que le pertenece.

Lo tomamos entre los años 92 y 94, porque ahí es donde verdaderamente se da el salto entre pequeños grupos que se llamaron de “limpieza social” o pequeños grupos de “justicia privada”, a la configuración de lo que fue una gran maquinaria paramilitar que estremeció a Colombia. Luego, a partir del año 2002, cuando sube Álvaro Uribe al poder, se intenta revertir para que estos paramilitares y narcotraficantes se reincorporen a la vida civil, reparen a sus víctimas y paguen por los crímenes que han cometido.

Pero tomar ese caso específico en un pequeño pueblo próspero que se convirtió en un centro de ejecución masiva de personas, simplemente porque para ciertos sectores de la élite tenían que desaparecer de la escena social, nos permite comprender cómo eso se fue articulando y finalmente conformó lo que se llamó el paramilitarismo en Colombia.

J.Z.- ¿Uno de los fundadores, financiadores y dirigentes de este grupo que se llamo ‘Los 12 apóstoles’, es el señor Santiago Uribe, hermano del ex presidente Álvaro Uribe?

O.B.- Sí, la verdad es que el poder que detentaban en ese momento los grandes hacendados, las personas pudientes en esa zona del país, así como en muchas otras, va a ser atacado fuertemente por sectores de la guerrilla colombiana que cometían extorsiones, secuestros y demás. Entonces, aparentemente, la justicia colombiana y las Fuerzas Armadas no operaban, eran incompetentes para dar esa batalla. Razón por la cual empezaron a configurarse y a legalizarse estos grupos que eran como de seguridad privada, que después fueron legalizados por el entonces gobernador de Antioquia en esa época, Álvaro Uribe Vélez, como los grupos llamados las CONVIVIR. A partir de ahí, todos los sicarios y asesinos tenían armas legalizadas. Entonces, se legitimó esa forma de mantener el establecimiento por encima de la furia comunista subversiva.

Según la investigación, lo que se ha podido extraer tanto del expediente judicial como de los testimonios que da Juan Carlos Meneses, que en esos momentos era teniente de la policía y cuando terminó su actividad ya había llegado al grado de mayor, es que era precisamente Santiago Uribe Vélez, el hermano del que fue Presidente de Colombia entre los años 2002 y 2010 y que era en ese momento, primero, congresista y después, Gobernador de Antioquia.

J.Z.- Permítame que vuelva a un pasaje; usted dijo en un momento determinado, “bueno, estos grupos se crean porque aparentemente no funciona la justicia, no funciona la policía… en fin”, y esto lleva a que se conformen grupos como de los que estamos hablando, ‘los 12 apóstoles’. Póngase usted un segundo en el caso de esta gente que está siendo secuestrada, extorsionada y presionada. ¿No era lógico que trataran de hacer algo?

O.B.- En un contexto superficial, si miramos la punta del iceberg, sí. Estos tipos vienen, el Ejército y la policía no son capaces, entonces la conclusión es: tenemos que armarnos. Pero si usted lee el libro, se va a dar cuenta de que la inoperancia de las Fuerzas Armadas era deliberada. ¿Por qué? Juan Carlos Meneses sostiene que, cuando empezó a colaborarle a Santiago Uribe y a su grupo, la orden era: ir aquí a tres cuadras al costado derecho de la estación donde usted opera, del comando de la policía porque tenemos que sacar del camino a alguien. Entonces usted procure mandar a sus policías del costado occidental del lado izquierdo, a unos 2 ó 3 kilómetros. De tal manera que cuando reviente el asunto, empiecen por radio, ‘mire, miren una masacre. Tal, tal, llegue, lleguen rápido. Policía, refuerzos’… para que los tipos no alcancen a llegar.

Hay un caso en el que el jefe de los 12 apóstoles le comunica a Juan Carlos Meneses, “tenemos que dar de baja a un sujeto que nos tiene fregados, pero la única manera de hacerlo es cuando se baje del bus, en la estación, porque si no, después no lo vamos a poder hacer, porque él tiene su propia seguridad”. Entonces Meneses le replica: “¡pero cómo hago yo! a sólo 2 ó 3 cuadras del comando de la policía; no hay justificación”. A lo que le contestan: “Usted verá qué hace”.

Cuando se baja el tipo del bus, al salir del terminal de transportes, se da cuenta de que lo van a matar. Entonces sale corriendo de la estación en busca del comando para que lo protejan y le salven su vida. Y, a menos de una cuadra del comando empieza la balacera. Todos los policías que estaban adentro, pues Meneses los había puesto a hacer otras cosas, empiezan, “mi teniente, tenemos que salir, tenemos que salir, hay una balacera”.

¿Y sabe qué les contesta Meneses? “No, qué vamos a salir; qué tal que sea una emboscada y nos acribillen a todos.” Entonces los policías responden: “mi teniente, tiene usted razón”.

J.Z.- Es decir, no hay inoperancia sino connivencia…

O.B.- Claro. La punta del iceberg le dice a usted, ‘claro, esta gente no fue capaz con el asunto, tenemos que armarnos; nosotros somos hacendados, tenemos que armarnos’. Pero si usted cava un poquito y mira hacia lo profundo del iceberg, se va a dar cuenta de que realmente hay una acción deliberada para no actuar.

J.Z.- ¿Y qué lleva a Meneses a hacer este tipo de confesiones?

O.B.- ¿Por qué se marca en el año 2002 como el año definitivo? Porque cuando Álvaro Uribe sube al poder, él entiende que a pesar de que supuestamente hay una alianza muy profunda con estos sectores, no va a poder gobernar con esta gente armada encima y con todos estos líderes paramilitares dando las órdenes. Entonces decide promover un proceso de Justicia y Paz. ¿Para qué? Para que se acabe el paramilitarismo en Colombia; algo muy loable realmente.

El país estaba encantado con esa idea. ¿Pero qué pasa? Cuando toda esta gente se empieza a desmovilizar, la Ley de Justicia y Paz plantea la necesidad de la confesión y la reparación. Para reparar a las víctimas, usted tiene que confesar que las afectó. Entonces empiezan a brincar los temas de los grupos paramilitares, entre ellos los 12 apóstoles. Entonces, un paramilitar que se llama Francisco Villalba, y que estaba detenido, capturado por una masacre conocida como del Aro, en Antioquia, no muy lejos de allí, entra en el proceso de Justicia y Paz. Villalba empieza a confesar lo que no había dicho hasta entonces y narra que la masacre del Aro y tal otra masacre y todo lo que pasó en Yarumal, fueron orquestadas y ejecutadas por el grupo de los 12 apóstoles y que el líder del grupo era Santiago Uribe.

Realmente, aunque, en alguna ocasión, tal vez en el año1997, él había presentado alguna declaración juramentada ante algún juez y allí no pasó nada, es la primera vez en que, definitivamente y con nombre propio, revela quién es el supuesto autor de la organización, de la armazón de los 12 apóstoles.

Cuando el tema vuelve y brinca, suceden dos cosas: por un lado a este señor Villalba, que estaba pagando prisión en una cárcel convencional, le dicen: “mire, como usted entró a Justicia y Paz y estamos estudiando seriamente su situación, le vamos a dar casa por cárcel”. Y él no se la pilló, como decimos aquí en Colombia; le dan casa por cárcel y unos días después lo asesinan.

¿Por qué? ¿Para qué? Porque sabe demasiado y todavía le falta mucho por contar. Hay que sacarlo del camino. Al brincar este caso otra vez, se reabre toda la situación y empiezan otra vez a llamar a Juan Carlos Meneses. Entonces, alguien decide trasladarlo a lo que él llama un lugar malo, o sea, lugares de donde difícilmente los comandantes salen vivos. Hay un lugar que se llama Saravena Arauca, que es realmente un lugar muy difícil para la Policía y el Ejército.

J.Z.- Preludios del Infierno…

O.B.- Exactamente. Finalmente él logra hablar con Santiago Uribe, a quien le dice: “mire, hágame un favor, hable con su hermano, con una sola llamadita, con un solo timbracito, a mí no me mandan para Arauca”. A Arauca mandan capitanes, tenientes, cómo van a mandar a un mayor; un mayor no tiene nada que ir a hacer a ese lugar a reemplazar a un comandante que fue asesinado ocho días antes por la guerrilla. Me mandan al agujero, que me manden a otro lugar”. Y Santiago Uribe le contesta: “a usted ya le cumplimos, ya se le resolvió en dos ocasiones el tema de sus detenciones y se le liberó del proceso y demás. Yo ya no puedo llamar a mi hermano, él es el Presidente de la República y no quiere volver a saber del tema”.

Entonces el hombre queda solo, y le toca ir. Afortunadamente para él, cambian al comandante de la policía, que resulta ser un buen tipo. El nuevo comandante general va a una visita a Arauca y él le dice: “mi general, yo me quiero ir”. Su jefe le responde: “Pero, por qué, yo lo traslado… “No, no, yo ya me quiero ir, yo quiero salvar mi vida”.

Cuando le dan la baja, o sea ya queda como oficial retirado, se va a un lugar cerca de la ciudad de Cali, y entonces allí cuando él llega a la zona empiezan a llegarle sufragios, que son estas tarjetas en donde dice que ‘Lamento mucho la muerte de fulano de tal’, y en su caso era la muerte de Juan Carlos Meneses. Él cambia y cambia de teléfonos, tanto fijos como celulares, y sin embargo, al día siguiente de tener un nuevo número vuelven y lo llaman y le advierten: “mira cállate, que por sapo te vamos a matar; hijo de tantas’, o sea, lo empiezan a amenazar duro.

Él empieza a investigar qué está pasando y descubre que la mayoría de los integrantes de los 12 apóstoles, o de la gente que sabe de los 12 apóstoles, ha sido asesinada, que solo quedan él, un coronel retirado de apellido Benavides, quien fue su superior y le entregó el mando en Yarumal, y uno que se llama Alexander Amaya, que fue su escolta y que es realmente un personaje a lo largo y ancho del libro, que pagó prisión por algunos de los casos que lograron comprobarle en los años 90.

J.Z.- Todos estos antecedentes, estas amenazas, el hecho de quedarse solo, el asesinato de los otros integrantes de los 12 apóstoles lo incitan a tomar la decisión de irse.

O.B.- Llega un momento en que ya la cosa se vuelve muy complicada; él tiene 4 hijos, 3 menores de edad y uno realmente muy pequeño, y su esposa. Ya ven carros que los están como siguiendo; sus amigos lo llaman y le dicen: “mire, enviaron a un coronel desde Bogotá para investigar sobre su vida en la ciudad de Buga, que es donde vive. Dos de sus mejores compañeros terminan siendo miembros de la escolta personal del presidente Uribe. Y esos dos mayores, compañeros de él, que le dicen de apodo ‘Yarumal’, lo llaman para advertirle: “oiga Yarumal, cuídese porque el Presidente está escamoso, o sea, el Presidente sabe que usted sabe demasiado”. Y si se lo está diciendo a usted la guardia personal del Presidente de la República, pues lo mejor es desaparecer de la escena, ¿no?

J.Z.- Antes de continuar con la línea de reflexión que llevamos, quiero hacer un pequeño paréntesis porque me acabo de acordar, al escuchar tantas veces el nombre de los 12 apóstoles, de un hecho que, le confieso, me resulta muy difícil de creer. Y es que usted asegura en este libro que hay un cura, llamado Palacios, que habría no sólo avalado, sino participado directamente, y que habría sido miembro del grupo de los 12 apóstoles. ¿Cómo es posible?

O.B.- Al punto que el padre Palacios estuvo detenido por el caso de los 12 apóstoles. En Yarumal se dicen muchas cosas, que él escuchaba a muchos feligreses en secretos de confesión, que también llegaban otras personas a dar información sobre determinados ciudadanos, que aparentemente él estaba relacionado con los integrantes de este grupo paramilitar y señalaba a las personas que debían ser ejecutadas. Una cosa horrorosa, pensando en lo que significa un sacerdote, cuyas misión y vocación deben ser llevar alivio y llevar bienestar a su comunidad.

J.Z.- De allí mi pregunta y mi incredulidad

O.B.- Pero no confiesa que forma parte del grupo de los 12 apóstoles, obviamente, sino que estaba del lado de los que luchaban contra la subversión. Y sus sermones eran realmente indicativos de que estaba del lado de los que luchaban contra la subversión armada en esa región.

Hay temas anecdóticos; por ejemplo, él cuenta que, después de almorzar, salía, caminaba un poco por el pueblo y se iba a una tienda que quedaba en una esquina cercana a la parroquia. Se sentaba, pedía un par de aguardientitos, y ahí llegaban dos o tres amigos y siempre conversaba con ellos. Esos dos o tres amigos han sido identificados judicialmente como integrantes de los 12 apóstoles. Hay personas de la comunidad, testigos cuyas identidades hay que mantener en confidencialidad, que dicen que cuando veían caminar al cura, que llegaba y se sentaba en la tienda, pedía su aguardiente y llegaban sus amigos a conversar con él, Yarumal temblaba, porque sabían que esa noche habría un muerto.

J.Z.- Una de las primeras indagatorias oficiales y declaraciones de Juan Carlos Meneses, ocurre en Buenos Aires. Éste es un momento importante. ¿Por qué?

O.B.- Muy importante. Como Meneses no puede regresar al país, su abogado hace la solicitud al Fiscal, quien, en esos momento es Guillermo Mendoza Diago, como encargado. Mendoza envía a uno de sus fiscales especializados, a tomar la confesión que se hace en el consulado de Colombia en Buenos Aires. Hay aquí un episodio memorable y que lo revelo en el libro. El consulado está dividido por una puerta de vidrio. En una parte están las secretarias y el despacho al público, y en la otra el despacho del cónsul, donde hay una salita y un escritorio. En la salita se sientan ellos para que Meneses pueda hacer su confesión y rendir su testimonio. Durante más o menos dos horas, el fiscal tiene un cuestionario y le pregunta cualquier cosa, menos lo que Meneses ha ido a confesar jurídicamente, que es los 12 apóstoles.

De repente, suena el teléfono en la parte de afuera de donde ellos están, pero todo se oye y hay como un ‘boroló’, es decir una situación. “Ay, mire, que ya, dentro de dos minutos”. Entonces el cónsul dice: “no, pero es que tengo la oficina ocupada”. “No, que ya, que ya”. Como a los dos minutos suena el teléfono y repica y repica, y hay un momento en que el cónsul entiende que tiene que entrar. Entonces, entra y les dice: “perdón, tengo que contestar mi teléfono privado”. El fiscal dice, suspendamos un momento la diligencia y el cónsul, literalmente se mete debajo del escritorio a hablar.

Empieza así: “sí, no, claro. Sí, ya empezó, claro.” Y al final se le suelta dos o tres veces: “sí señor Presidente, están en eso, claro señor Presidente; claro, yo le aviso, yo le cuento señor Presidente, hasta luego”. Cuando el cónsul sale, cierran la puerta de nuevo y tanto el abogado de las víctimas como Meneses reaccionan: “¿vio quién está interfiriendo en esta diligencia? El Presidente de la República está llamando para informarse de qué es lo que está pasando aquí. Se supone que es una diligencia judicial. Un Presidente no tiene por qué estar llamando”. El fiscal, obviamente con evasivas, dice: “No, claro que no, yo no oí nada”.

La diligencia sigue y llega un momento en que Meneses y el abogado, que, digamos, no es amigo de Meneses sino el abogado es el de las víctimas, dicen: “mire, realmente no hemos venido a esto. Usted me está preguntando del año 90, yo llegué a ese lugar en el 94. O sea, fueron dos horas de babosadas, de nada.”

Meneses le contesta: “yo he pedido esta reunión, usted no vino aquí solicitándomela, quiero hablar del tema de los 12 apóstoles. Entonces el fiscal se agachó, abrió su maletín y sacó un segundo cuestionario, que era el de los 12 apóstoles. Ahí fue cuando él pudo hacer su confesión. Extrajo la prueba reina, que es una conversación privada que él grabó con el coronel Benavides, en la que el coronel confiesa su relación con Santiago Uribe, que le recibía dinero a Santiago Uribe, confiesa todo lo que se relaciona con la manera en que no solamente había una desidia, sino que había acciones específicas de apoyo a los 12 apóstoles por parte de la policía. Benavides dice: “yo nunca disparé un gatillo y nunca maté”. Meneses le replica: “sí, pero bueno, usted no disparó el gatillo pero ahí estuvimos; permitimos que otros lo hicieran”. A lo que Benavides confiesa que sí. Entonces, esa prueba reina permite algo así como que se reabra el proceso de los 12 apóstoles. El fiscal Mendoza Diago, cuando es interrogado por los periodistas, dice que si en la confesión judicialmente tomada por el fiscal en Buenos Aires, hay pruebas que determinen la reapertura del proceso de los 12 apóstoles, se reabrirá porque si aparece algo nuevo, se puede reabrir, no es cosa juzgada. Bueno eso fue hace casi un año y no ha pasado nada.

J.Z.- Sacar un libro de esta naturaleza va a generar controversias que, usted supone, entre quienes van a aplaudirla y quienes van a criticarla más que fuertemente. ¿Tiene usted miedo?

O.B.- El miedo es inherente al ser humano y yo tengo que decir que, obviamente, tengo miedo. Quiero decirle algo más: en este país, si usted mira las encuestas, pues dicen que estos personajes son lo más cercano a la perfección y que todo el mundo está de acuerdo con ellos, personas de diferentes sectores incluso. Esta misma mañana hablé con un policía retirado, que no ha tenido nada que ver con estos asuntos. Cuando le conté que había escrito un libro sobre este tema, me preguntó lo mismo, y me advirtió que se trataba de gente muy peligrosa. Entonces, yo llego a la conclusión de que, efectivamente, es gente peligrosa.

La verdad, yo no tengo enemigos; en el pasado tuve unas circunstancias de discusiones y de peleas con los militares por mis denuncias por el tema de la violación de los derechos humanos en los años 70 y 80. Pero después de haber estado exiliada en México, regresé, llevo en el país, con circulación libre, aproximadamente 20 años, no tengo enemigos. Entonces, yo simplemente digo, y permítame que tome el libro: si a mí me pasa algo, pues…

J.Z.- Yo se lo pregunto; no es sólo por usted. Usted es madre.

O.B.- Tengo dos hijos, ya he tomado medidas; mis dos hijos viven en el exterior, la familia se disuelve, la familia termina siendo afectada; no es fácil, sobre todo porque he sido una mamá muy entregada, una mamá muy conectada con mis hijos.

Anuncios

Condenado a 35 años de cárcel el General (r) Arias Cabrales por desaparecidos del Palacio de Justicia.

Así lo confirmó el abogado Jorge Eliécer Molano, defensor de los familiares de los 11 desaparecidos durante el Holocausto. Molano dijo que la juez Cristina Trejos Salazar profirió la sentencia tras hallar responsable a Jesús Armando Arias Cabrales del delito de desaparición forzada agravada. En el fallo, la juez también pidió que se investigue la posible falsedad cometida por varios ex integrantes de la Fuerza Pública durante el juicio contra Arias Cabrales.

La sentencia contra Arias Cabrales tiene relación con la desaparición de los empleados de la cafetería, dos visitantes ocasionales y la guerrillera Irma Franco Pineda. Las desapariciones ocurrieron los días seis y siete de noviembre de 1985, tras la retoma del Palacio por parte de las Fuerzas Militares. Esta es la sentencia más alta contra un militar por los hechos del Holocausto del Palacio de Justicia. En junio de 2010, el coronel Luis Alfonso Plazas Vega había sido condenado a 30 años de cárcel por la juez María Stella Jara.

Ernesto Sábato: Cuando la tinta es fiel a la sangre

Acaba de fallecer , a los 99 años de edad, Ernesto Sábato. En su casa de Santos Lugares, ha terminado la vida de un gran escritor que adquirió una nueva dimensión cuando, luego de la dictadura militar argentina, estuvo al frente de la Comisión Nacional de Desaparición de Personas. “Nunca me he considerado un escritor profesional, de los que publican una novela al año. Por el contrario, a menudo, en la tarde quemaba lo que había escrito a la mañana“, dijo de sí mismo el autor de libros como “Sobre héroes y tumbas”. A propósito de su fallecimiento, compartimos con los lectores las palabras que Sábato escribiera para el disco Descartes, de Silvio Rodríguez, que constituyen también una hermosa y radical definición de sí mismo.

Refiriéndose al mundo de su tiempo, José Martí dijo que era semejante a ¨una ala rota¨. Las calamidades que en este siglo han provocado las luchas del poder, nos han devuelto la tristeza de esa imagen. Por eso mismo debemos valorar la obra de aquellos hombres que procuran mantener intacto nuestro vuelo. Cuando discursos ambiguos, contradictorios, parecen haber profanado el sentido – o como dice Silvio: ¿Qué le ha faltado a la verdad / para quererla disfrazar? – el poeta restituye el valor de las grandes palabras; y a su vez, da testimonio del sufrimiento de los hombres, de sus incertidumbres, de su angustia ante la muerte, de sus precarias pero siempre renovadas esperanzas.

Como dijo Camus: “el mundo en que vivo me repugna, pero me siento solidario con los hombres que sufren en él”. Y uno de los atributos esenciales de Silvio Rodríguez es, precisamente, su solidaridad en la lucha y en la belleza. Por eso, el ligero quiebre de su voz, pareciera nacer desde el mismo desgarro de las historias que canta. Porque la canción de Silvio, que ha sido ovacionada en grandes escenarios, pertenece, también, a las plazas de los pueblos, a las universidades, a las fábricas y a las cárceles. Vivimos en medio de una gran confusión. Una época de lamentables claudicaciones, en que el economicismo pretende ponerle precio a lo humano. Por eso Silvio se pregunta: “¿Qué necesita un ser humano / para no apartarse de sí?… Y tú, en función de relucir / dejas la magia humana / y vas a interpretar otro papel”.

En una canción anterior creo hallar algo que nos identifica: el anhelo de “seguir jugando a lo perdido”. De recuperar los valores que aquel estoico Guevara, volviendo sobre la montura de su Rocinante, defendió con la vida; luchando por esas palabras que se escriben con mayúsculas: Patria, Libertad, Justicia; por esa Comunión que tanto deseaba, por aquel vínculo entrañable de hombres libres.
Ahora que el gesto heroico parece perimido, Silvio propone, una vez más, partir “en busca de un sueño / hermoso y rebelde”… “a caballo borrando ignominias, miserias y hambre”. Porque el poeta puede, y debe, volver a hablarnos de la utopía; ya que es capaz de ver por encima de la aparente fatalidad de la historia.

CTI INCAUTO MAS AYUDAS A DAMNIFICADOS EN BODEGAS PRIVADAS

La Justica tiene que actuar de manera implacable dice Senador Alexander López

El CTI de la Fiscalía de Cartago incautó electrodomésticos y alimentos destinados a los damnificados, en la bodega del sector de lomita en el kilómetro 4 de la vía Cartago- Pereira, sitio que había sido denunciado por el Senador Alexander López como otra bodega en la que se hallaban alimentos que la Oficina de Colombia Humanitaria de la Presidencia de la República entregó a la Alcaldía de Cartago para los damnificados del invierno y que al parecer estaban siendo utilizados para la politiquería.

En el allanamiento realizado el jueves 28 de abril en horas de la noche, el CTI de la Fiscalía pudo encontrar 191 estufas y 155 neveras, además de varias cajas de alimentos que Colombia Humanitaria había enviado al Municipio de Cartago para la ayuda a los damnificados, siendo este el segundo allanamiento que realiza el ente investigador en el mismo municipio. Cabe recordar que el martes pasado el congresista Alexander López en la Comisión Sexta del Senado presentó un video de alimentos con la etiqueta de Colombia Humanitaria, que fueron enviados a los damnificados de Cartago y que estaban almacenados en una vivienda del barrio los Sauces para entregarlos a personas diferentes a los damnificados.

Por estos hechos el congresista del Polo solicitó el traslado de la investigación de los entes de control y justicia a Bogotá ante la amenaza de la que fueron objeto varios de los veedores que pusieron en conocimiento de la fiscalía estos hechos irregulares. “Existen serias contradicciones del Alcalde de Cartago en este caso y que deben ser investigadas por la Fiscalía. Considero que la justicia debe ser implacable con quien le quita las ayudas a los damnificados con el fin de hacer politiquería o cualquier otra cosa”, precisó el Senador Alexander López.

“Nos acercamos al infarto social”, afirma Wilson Arias

“El PND en materia social es la propuesta más regresiva de los últimos tiempos en el País”, afirmó el Vocero de la Bancada del Polo Democrático Alternativoen la Cámara de Representantes Wilson Arias, después de dar a conocer el voto negativo de su colectividad al Plan Nacional de Desarrollo de Juan Manuel Santos. “La agresiva flexibilización laboral con legalización de la contratación por horas, léase contra-reforma laboral; la consolidación de la salud como una mercancía más y no como un derecho; el aumento de impuesto predial; la falta de financiación para la reparación y resarcimiento para las víctimas; el desmonte de subsidios de servicios públicos para los estratos 1, 2 y 3 y la privatización del agua, entre otros conducirán al país hacía un INFARTO SOCIAL de proporciones insospechadas, producto de la pobreza extrema que generará este Plan Nacional de Desarrollo”, enfatizó el Parlamentario Wilson Arias Castillo.

Así lo demuestra la llamada política integral de tierras y el capítulo de agricultura del PND, que pretende dinamizar el mercado de tierras y “flexibiliza la Unidad Agrícola Familiar (UAF)”, incentiva la cesión de las tierras baldías que son propiedad de la nación a conglomerados y grandes empresas nacionales y extranjeras y permitirá que inversionistas compren las tierras que el Estado adjudicó o subsidió a campesinos. “Estas reformas que aplicará Juan Manuel Santos, han sido durante años el sueño de los neoliberales criollos. Ni siquiera el “caballista” Uribe había logrado implementar estás contra-reformas neoliberales que el “jugador de golf” Santos está imponiendo en asocio con su mal llamada unidad nacional”, puntualizó Arias Castillo.

La visión del desarrollo que comparte el plan es la del crecimiento económico. Éste está sustentado fundamentalmente en una economía agroexportadora y extractiva, la cual, profundiza el estado actual de reprimarización de la economía, además de ser medioambientalmente nociva. A lo anterior se suma la continuidad de la confianza inversionista del pasado gobierno y la política de seguridad democrática.

Durante el transcurso del debate, el Polo Democrático Alternativo, con lucidas intervenciones y sendas proposiciones ratificó su carácter de Único Partido Político de Oposición en Colombia.

LA RECTA….. LO QUE SE DICE AQUÍ Y ALLÁ.

Por: John Jairo Tenorio

Hola…
Alguna vez el escritor colombiano Gabriel García Márquez dijo que la humanidad viviría en mejores condiciones sociales, que habría más transparencia y menos corrupción, si el mundo estuviera gobernado por las mujeres. Yo también le creo al nobel y hasta votaría por una mujer. Pero pregunto: ¿no están expuestas a contagiarse de la corrupción de los hombres pagando algunas de ellas un alto precio por depender de nosotros? Para muestra no uno, ni dos, sino tres botones: Lucero Cortés , la actriz de la serie “padres e hijos” y hoy representante a la cámara por Bogotá, tiene la casa por cárcel en un proceso por tráfico de influencias ante el consejo superior de la judicatura en favor de su esposo Mario Rincón, acusado de estafa.

La ex reina nacional de la belleza Valerie Domínguez, es investigada por haber recibido, de manera poco clara, subsidios de agro ingreso seguro para favorecer a su ex novio Juan Manuel Dávila Y Liliana pardo la ex directora del instituto distrital urbano, IDU, en Bogotá está untada hasta el cuello por el delito de peculado por apropiación que quiere decir haberle pedido plata a los Nule para aprobarles sus contratos… bueno yo sigo apoyándolas a todas, aunque mal paguen ellas…

—– Y hablando de mujeres, la ONG “OXFAM” internacional, la misma que le está ayudando al gobierno nacional para trabajar en el tema de los afectados por el invierno, concluyó en un estudio reciente que los auxilios para los damnificados deberían ser entregados precisamente a las mujeres cabeza de hogar teniendo en cuenta que, según el estudio, son ellas las más afectadas. En el foro organizado por la revista semana y la cruz roja también se concluye que para enfrentar la emergencia hay que prevenir más, fortalecer los organismos de socorro y darle mayor participación a la comunidad… hummm… Descubrieron que el agua moja, porque -por ejemplo- las ayudas que ha dado el despacho de la gestora social de Palmira y que involucran directamente a la comunidad y con listados en mano, como quien dice para que esas ayudas no se escapen como agua entre las manos….

——No eran en vano las sospechas de los usuarios de condones en Colombia acerca de la efectividad de este método de planificación familiar, que a su vez sirve para evitar enfermedades de transmisión sexual… resulta que el INVIMA, el organismo encargado de controlar los medicamentos y otros adminículos de la salud en Colombia, acaba de realizar un ensayo para saber cuántos condones salen rotos y cuántos aguantan el trajín de una noche. La conclusión deja mal parados a los importadores de estos preservativos porque de los que analizaron el 10 por ciento sale defectuoso y son los que traen del otro lado del charco. En muchos de esos condones se encontraron orificios que los hacen inútiles para prevenir enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados. Por esta razón, el INVIMA decomisó 97.000 condones de las marcas deluxe, eclipse de amor, condón life, green mate y ultímate. Uuyyy qué peligro….

——El ratón más famoso del mundo cumple 30 años divirtiendo a niños y adultos. Pero ojo, no me refiero a Micky Mouse el célebre personaje ficticio de Walt Disney, creado en 1928… no señores, el que cumple 30 años hoy es el mouse del computador, que fue presentado en sociedad un 27 de abril de 1981 por su creador Douglas Engelbart con la computadora Xerox Star. …. Hace 30 años el mouse era una caja de madera que cabía en la mano, pero tenía dos ruedas a los lados y un botón rojo encima para hacer click. El ratón de esa época no se llamó ratón sino “indicador x-y” porque sirve para hacer movimientos verticales y horizontales.

Hoy, el “mouse” es uno de los 100 objetos más útiles del mundo. Lo curioso es que nadie se ha atrevido a cambiarle el nombre que le dio un grupo de estudiantes de la universidad de stanford. El ratón del computador es un verdadero ícono de la tecnología moderna, pero también representa la simplicidad de un nombre…

Nos pillamos, desde la recta…

1 DE MAYO: Contra el nuevo engaño a la clase obrera

Por: Red Colombiana de Acción Frente al Libre Comercio, Recalca

El gobierno de Santos está intentando juntar sus esfuerzos por agilizar el trámite del TLC en Estados Unidos con un monumental engaño a los trabajadores colombianos. Desde que se inició la negociación, Recalca ha denunciado que el TLC perjudica enormemente al país, dando toda clase de prerrogativas a los inversionistas extranjeros, desprotegiendo la producción nacional y anulando la capacidad del Estado de promover políticas sociales y de desarrollo económico. También perjudica a los trabajadores y trabajadoras al disminuir las fuentes de empleo, consolidar las reformas laborales regresivas que se han realizado durante los últimos 20 años y fomentar las maquilas, entro otros aspectos.

El llamado “Plan de acción” no busca, y muchísimo menos en tan breve tiempo, reversar esta situación, ni incluye el replanteamiento de los numerosos aspectos del TLC que afectan al país. La política anti-obrera y anti-sindical aplicada durante lustros pretende ser encubierta con medidas puntuales como el reforzamiento de la protección de dirigentes sindicales, la expedición de leyes que restringen la acción de las cooperativas de trabajo asociado o la consagración de delitos contra el sindicalismo. Los puntos del acuerdo firmado entre Obama y Santos no revierten las últimas reformas laborales, ni constituyen una plataforma para solucionar la represión, el exterminio que ha sufrido el movimiento sindical.

La CUT, la CTC, la CPC y otros sectores organizados, que hoy conforman la Coordinación de Movimientos y Organizaciones Sociales, no han caído en la trampa de creer que este convenio constituya una “revolución laboral” y por lo tanto, están llamando a la realización de movilizaciones a nivel nacional el primero de mayo en contra del TLC. Invitamos a los trabajadores, trabajadoras y a todo el pueblo a salir a las calles en esta fecha para hacer visible nuestra protesta contra este tratado y demás políticas del gobierno como la privatización de la educación pública.

En Bogotá se realizara una marcha hacia la plaza de Bolívar desde las 10 a.m. saliendo desde la Plaza de Toros.

• NO AL TLC
• NO HAY ACUERDO QUE EVITE SUS IMPACTOS NEGATIVOS
• NO HAY REVOLUCIÓN LABORAL CON TRATADOS DE LIBRE COMERCIO
• 1 DE MAYO POR LOS DERECHOS LABORALES Y CONTRA EL LIBRE COMERCIO

El debate sobre la Salud y las EPS se realizará el próximo martes 3 de Mayo

La mesa directiva del Senado aplazó el debate al ministro de la Protección Social y al superintendente de Salud, citado para el día 26 de Abril por los senadores del Polo Democrático, Alexánder López Maya y Jorge Enrique Robledo. El debate quedó para el próximo Martes 3 de Mayo a partir de las 5 de la tarde.

Los senadores citantes se disponían a hacer graves denuncias en torno a sobrecostos en medicamentos por casi un billón de pesos en Saludcoop, Cafesalud y Cruz Blanca, como también en torno a la conciliación hecha por el actual superintendente, Conrado Gómez, sobre otros 630 mil millones de dineros de la salud con los que pretende quedarse el mismo grupo financiero.

En el debate del próximo 3 de mayo se analizarán también las denuncias de la Superintendencia de Industria sobre el cartel montado por Acemi y 14 EPS para manipular los recursos del sistema de salud y las publicadas por la Federación Médica Colombiana sobre las manipulaciones de los precios de los medicamentos con los recursos del Fosyga.

El aplazamiento se originó por el trámite de la ley del Plan de Desarrollo.