Condecorado John Jairo Tenorio Valencia

La Asamblea del Valle del Cauca le confirió la Orden Independencia Vallecaucana en el Grado Cruz de Caballero al Comunicador Social – Periodista John Jairo Tenorio Valencia, quien actualmente se desempeña como Asesor de la Alcaldía de Palmira, Oficina de Gestión Social.  Mario Germán Fernández De Soto Sánchez, diputado proponente, destacó la trayectoria de Tenorio Valencia, quien estuvo vinculado a  los diarios El País, El Tiempo y Occidente, y edita la Revista 50 y + dirigida a los adultos mayores, además es autor de varios libros de periodismo entre los cuales se destaca la historia del periodismo vallecaucano.

El comunicador Tenorio Valencia agradeció con aprecio el apoyo ofrecido y valoro la espontaneidad de personas e instituciones cuando se trata de de reconocer los logros ajenos. La Revista Mire…Lea celebra que en el Día Nacional del Periodista se haya realizado este merecido reconocimiento a un profesional de las comunicaciones que durante años también ha realizado ingentes esfuerzos por posicionar los medios misivos y alternativos de comunicación en el Valle del Cauca.

Los 80 años del Partido Comunista

Momento del brindis por los 80 años de fundación del Partido Comunista de Colombia, en acto llevado a cabo en Cali el viernes 30 de julio pasado, organizado por el Colectivo Arturo Alape.

Una emotiva celebración

Un sencillo acto fue el escenario para recordar a líderes obreros, campesinos y estudiantiles que han hecho la historia de este partido, desde su fundación el 17 de julio de 1930.

Militantes y ex militantes del Partido Comunista Colombiano se reencontraron el viernes 30 de julio en Cali para conmemorar los 80 años de fundación de la colectividad y rendir homenaje a miles de miembros de ésta caídos en la lucha por una sociedad justa.

El encuentro tuvo lugar en su sede del barrio San Bosco, organizado por el Colectivo Arturo Alape, y sirvió para rememorar épocas de luchas pasadas en las que participaron, desde su temprana juventud, muchos de los asistentes.

Hicieron uso de la palabra, entre otros, el secretario general del Partido Comunista en el Valle del Cauca, Gilberto Pareja; el ex concejal de Cali y arquitecto Germán Cobo Lozada, lo mismo que el jurista Gildardo Silva, uno de los organizadores de la reunión.

Cobo Lozada hizo un llamado a la militancia a redoblar esfuerzos para reunir quince millones de pesos con miras a terminar la reconstrucción de la sede del Partido Comunista en Cali, afectada por la explosión de un carrobomba.

El líder de izquierda propuso que en el mes de diciembre la casa de la colectividad esté totalmente reconstruida, con el fin de que sirva de punto de encuentros políticos, comunitarios y culturales.

El vate Aloz Rojas declamó varios de sus poemas y el profesor Carlos Alberto Sánchez hizo una emotiva y aplaudida semblanza de la historia de la colectividad de izquierda en el Valle del Cauca, en el marco de la cual aludió a decenas de líderes obreros, populares y juveniles que participaron en las luchas sociales de la región.

También intervino Rubén Darío Sánchez, director de la revista alternativa Mire… Lea, quien destacó el aporte realizado a las luchas sociales por los militantes de la izquierda regional y puso de relieve la importancia del periodismo alternativo.

Finalmente, la profesora Aura María Jaramillo pronunció las palabras del brindis por la efemérides, en las que efectuó una exaltación de las luchas de las mujeres, los pensionados y, en general, de los excluidos de la sociedad colombiana.

Luego del acto político, los asistentes, más de un centenar, compartieron de manera fraterna y disfrutaron al ritmo de la música de un cantante invitado. Éste hizo el deleite de los asistentes con música de la tierra, salsa y tonadas populares.

¿Qué pasa en el Polo?

Por: Jorge Enrique Robledo 

El Comité Ejecutivo del Polo Democrático Alternativo tomó tres decisiones: ratificar su declaratoria de oposición al gobierno de Juan Manuel Santos (derecho que le confiere el artículo 112 de la Constitución), mantener en la presidencia del Partido a Clara López y aprobarles silla permanente en ese organismo a los dos ex candidatos presidenciales del Polo. Ante estas decisiones, Gustavo Petro volvió a amenazar con irse y dividir al Polo, desconoció las decisiones de Comité Ejecutivo y le hizo un ataque bárbaro a varios dirigentes del Partido. Por la importancia de que exista la oposición, no sobra conocer algunos detalles de lo que ocurre.

Sin siquiera informarle a la dirección nacional del Polo, Gustavo Petro se reunió con Juan Manuel Santos para hacer acuerdos. Según le dijo Alejandro Reyes a lasillavacía.com, información que nadie ha negado, “tanto Santos como Petro estaban satisfechos” con los acuerdos logrados. Ojalá Petro nos informara al respecto. Como era obvio, el Polo advirtió que esas relaciones eran a título personal y que no comprometían al Partido, que se la jugó contra la candidatura del continuismo y le había declarado la oposición al nuevo gobierno, porque Santos I es, en lo fundamental, Uribe III, con una diferencia secundaria: aplicarse algún maquillaje para confundir a los colombianos y lograr los mismos fines del gobierno que afortunadamente expira.

Es obvio que el engaño santista se facilita si en él se involucra a Gustavo Petro. Constituye una agresión inaceptable de Santos contra el Polo estimular su división y, además, hacerlo a través de su ex candidato presidencial. Y Vargas Lleras tiene la frescura de hablar de “garantías” para la oposición. Cualquier relación con el gobierno debe empezar porque este respete la institucionalidad del Polo. La presidencia de Clara López la respalda el Artículo 23 de los estatutos del Polo, que señala cómo se suplen las faltas temporales o permanentes del Presidente electo por el Congreso del Partido, en este caso Carlos Gaviria. Con ese artículo, y sin que nadie se opusiera, llegaron a la Presidencia Jaime Dussán y Clara López.

Gustavo Petro solo puso en duda –de manera errada, claro– el empleo de dicho artículo después de que Clara López lo derrotara con el respaldo de las dos terceras partes de los electores. El mismo artículo dice que, más adelante, la Junta Nacional del Polo confirmará o no esta decisión, confirmación que no hay duda de que sucederá y por las mismas y abrumadoras mayorías. La idea de que el Presidente del Polo se elija por consulta popular no es procedente, porque no la autorizan los estatutos del Partido.

Se ha dicho que los votos que entre todos los del Polo pusimos a favor de Gustavo Petro le conceden a él el derecho a definirle el rumbo al Partido y a ser su presidente. Falso. Los estatutos no dicen eso. Él sí puede aspirar a lo que desee en el Polo, pero el derecho a decidir lo poseen los organismos de dirección del Partido, los cuales tienen la legitimidad que les confiere haber sido designados en el II Congreso del partido, Congreso de 1.500 delegados elegidos por 700 mil polistas.

Una vez en el Comité Ejecutivo se cometió el “crimen” de vencerlo en una votación por completo transparente y legal, Gustavo Petro se despachó en contra de quienes a él le conviene estigmatizar como “culpables” de que el Polo eligiera a Clara López y que no va a hacer acuerdos con Santos. Aunque luego rectificó en parte los improperios, debe saberse que el ex candidato nos ha propuesto una alianza a todos y cada uno de los sectores del Polo, incluida la Anapo, para conformar un bloque mayoritario que lo escoja como jefe único y le respalde sus propuestas. “Son de pésima calidad la uvas”, dijo el que no las pudo coger.

Ojalá Gustavo Petro rectifique su estilo para tramitar las diferencias en el Polo, pues daña el proyecto histórico de unidad de la izquierda democrática. Y esto es más lamentable porque el Polo hizo unido las elecciones presidenciales y porque efectuamos un análisis cordial y unitario del resultado de las urnas.

Coletilla: la nueva ministra de Educación ganaba 40 millones de pesos mensuales en la Cámara de Comercio de Bogotá, plata que en buena medida pagan los empobrecidos comerciantes que le aportan a un servicio público privatizado. Cuando los maestros pidan alza de salarios, ¿no les dirá que ganan demasiado? ¿Qué pasa en el Polo?