El MAIS, entro pisando duro

El Movimiento Alternativo Indígena y Social – MAIS, tuvo su origen en el seno de la Organización Nacional Indígena de Colombia – ONIC; donde se recogen los procesos históricos de las luchas de resistencia indígena.

Jesús Chávez, ex consejero Mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), fue elegido al senado de la república por la circunscripción especial a nombre de éste movimiento, el cual disputa en los tribunales la segunda curul en cabeza de Luís Evelis Andrade Casama, indígena embera y ex consejero mayor de la ONIC, argumentando que la Alianza Social Independiente, movimiento político por el que fue reelegido Marcos Avirama, ya no representa su ideología y tampoco tiene el aval de la Organización Nacional Indígena de Colombia, ONIC.

El MAIS fue concebido como una herramienta para retomar el posicionamiento político de los Pueblos y Organizaciones Indígenas, llevando al escenario de la participación democrática los saberes ancestrales indígenas para promover el bienestar general. El MAIS está fundamentado en la conexión de los escenarios de representación política con las bases sociales; por eso, a partir de los mandatos de los congresos indígenas el MAIS nace como un postulado indígena, social e incluyente de los diferentes sectores de la Nación colombiana.

El maíz como alimento es esencial en la pervivencia de la humanidad, y los Pueblos Indígenas han considerado como fundamental hacer parte del escenario político en Colombia, como una manera de consolidar el ‘Buen Vivir’ de las presentes y futuras generaciones. El MAIS como movimiento político es la interpretación y articulación de las ideas de todas las organizaciones indígenas y los procesos sociales; nace como movimiento político para proteger la vida. El MAIS es un proceso abierto y democrático que acoge diferentes sectores, formas, costumbres y visiones ideológicas.

El Movimiento Alternativo Indígena y Social – MAIS no fue creado sólo para los Pueblos Indígenas, su esencia está dirigida al mundo entero, promoviendo el equilibrio, la armonía y el bienestar de las comunidades. Como movimiento político es articulador y fuente de renovación en el escenario nacional. El MAIS siembra, cultiva y cosecha la cohesión de los diferentes procesos sociales y organizativos, reafirmando una democracia en equilibrio natural y armonización de manera equitativa.

Feliciano Valencia Medina, siempre ha defendido las causas de su pueblo. Recuerda las palabras del sacerdote indígena Álvaro Ulcué Chocué, asesinado en 1984 por defender el proceso de restitución de tierras de los indígenas. Éste líder nasa, al lado de Rosa Iguarán Epieyú, dirigente del pueblo Wayúu y reconocida líder de las causas sociales en beneficio de las mujeres indígenas, Sebastián Jansasoy, dirigente del Putumayo; Rodolfo Adán Vega Lúquez, dirigente formado en la Organización Indígena Kankuama y Víctor Jacanamijoy, guía espiritual del cabildo urbano Inga en la ciudad de Bogotá, son algunos de los fundadores de ésta nueva esperanza política.

Anuncios

Un pensamiento en “El MAIS, entro pisando duro”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s