Alcalde de Cali: De los aplausos a la rechifla

Tomado de Caliescribe.com

Insólitamente y aunque no se crea Rodrigo Guerrero termina el año frente a sus conciudadanos mal, mientras su antecesor Ospina terminó el 2011 bien.

guerrero-ospina

El índice de favorabilidad del Alcalde Rodrigo Guerrero en 2012 del 41 % es inferior a los del ex – alcalde Jorge Iván Ospina, quien en 2011 registró un 71 % de aprobación según Cali como Vamos.

En la misma encuesta el 59 % de los encuestados tiene una opinión desfavorable de Guerrero, resultado paradójico ante el respaldo empresarial, gremial y de algunos medios de comunicación  influyentes. Así mismo el 21 % calificó como buena la gestión de Guerrero en su primer año de gobierno, para el 41 % fue mala, resultados que comparados con el mismo Ospina que obtuvo un 31 % como positivo el desempeño de Ospina en el año de retiro y el 20 % de imagen negativa. El hecho notorio la rechifla que sufrió el burgomaestre a lo largo del año, pero la del pasado 25 de Diciembre en el Salsodromo en donde el público  silbó al Alcalde es muy preocupante. Las anteriores rechiflas  frente a la posesión de los Comunales o en acto con los miembros de la JAL ( Comuneros ),  tuvieron el sesgo político nacido desde el Concejo Municipal, en donde el enfrentamiento ha sido público, por las exigenciasde la politiquería.

Que sea el mismo público el del Salsodromo, quien rechaza abiertamente a un Alcalde serio y comprometido con la ciudad, mientras que 12 meses antes aplaudió la despedida de un alcalde dedicado al despilfarro, con una mala administración, ajena a un estado de derecho, es del análisis de sociólogos y expertos en lecturas del comportamiento de los ciudadanos. Allí están todos los estratos sociales  y podría decirse que es el pensamiento de la ciudad, pues todas las encuestas no es que se hayan puesto de acuerdo. El Alcalde llegó a su segunda dignidad en la ciudad sin ganas, parece haciéndole el favor al sector dirigencial del Municipio, a sus amigos, familia y por ello, ha creído que puede gobernar bajo la experiencia, las buenas maneras y la honradez. El ejercicio de una buena alcaldía es de locos, se debe tener el don de la ubicuidad, estar en todos los seminarios, reuniones, eventos, protestas, inauguraciones, bautizos , huelgas, cumpleaños y actos de gobierno; en esta segunda alcaldía Guerrero no ha querido someterse a ese tren de trabajo y ha estado ausente en la mayoría de actos que organizan sus Secretarios, quienes por ser mayoritariamente  técnicos son desconocidos, displicentes y sobradores.

Inclusive a los 6 meses de gobierno aceptó cambiar las Comunicaciones y no pasó nada, luego reconoció que debería ser un alcalde – candidato, es decir volverse mas popular, pero tampoco lo ha logrado. Finalmente optó por hacer la crisis de gabinete y no cambió a nadie, lo que no se tradujo en resultados o esperanza. No ha logrado imprimir una marca de gobierno , CALIDA ni pega ni pegó. Su Alcaldía no tiene una impronta que la identifique con los ciudadanos y eso hace que los ciudadanos registren los problemas pero no sepan cuál es el camino que se quiere recorrer, por donde se mire en las encuestas, le va mal a los ciudadanos. Su pecado inicial y final, es haber encontrado enredos, tanta corrupción y desgreño administrativo en el gobierno anterior de Jorge Iván Ospina y haberle perdonado, por compromisos políticos, frente a la opinión pública.Lo peor es que en privado lo reconoce. Por ello, hoy Ospina es recordado en los barrios con mayor gratitud que el mismo titular Guerrero.

El de las Megaobras merece capítulo aparte que aunque con sus funcionarios confirma Guerrero las irregularidades de este proceso de cobro de la valorización, por haberse metido en obras sin los diseños y estudios definitivos, con contratistas como Vergel y Castellanos con problemas con los Nule de Bogotá, el alcalde ante la opinión publica solo se limita a cobrar y a ponderar el progreso de algunas obras. Mensualmente le esta llegando a los Caleños la factura de cobro, que contiene valores de obras no contratadas ni construidas, de un proceso ilegal, el problema es que la mayoría de los Caleños no tenían la capacidad de pago de la valorización, pues asi lo reconoció el alcalde anterior al exponer los motivos de rebajas del impuesto predial y por eso reaccionan contra el actual alcalde, quien de paso las aprobó como Concejal. En especial el problema del año 2012 fue el del transporte y es heredado y que decir el del MIO, empresa Metrocali inviable técnica y económicamente, no tiene solución a la vista por los problemas dejados por sus antecesores.

Por ello, es paradójico haber recibido el mandato con  aplausos mal dados al gobernante anterior y consolidarse el rechazo a una administración por lo menos muy diferente, del que guardamos esperanzas, si es capaz de corregir el rumbo. Esa es nuestra esperanza, que durante 12 meses no la perdimos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s