Esta es la historia de los misiles de Al Qaeda, “comprados por las FARC” y traídos desde Afganistán a los Andes Cauca

Por Dick Emanuelsson (ANNCOL)

Mindefensa en Bogotá no quiere pronunciarse para ANNCOL y otros medios. Las FARC guardan silencio.

image

Los mismos generales colombianos involucrados en venta de armas a las FARC. “Gran Bluff” y montaje, concluyen expertos.

El ministro (Juan Carlos Pinzón) no se va a pronunciar sobre este tema, no va a haber ningún pronunciamiento sobre este tema. Fueron las palabras de Adriana Rivas, secretaria de prensa del ministro de defensa, Juan Carlos Pinzón, cuando ANNCOL se comunicó con la vocera del ministro.

Silencio hermético.

Y no ha sido fácil, como para por lo menos tener certeza, en el sentido que el gobierno de Juan Manuel Santos no quiere pronunciarse sobre los dos supuestos misiles SAM-7, incautados a mediados del mes de noviembre en el municipio de Morales, departamento de Cauca. Durante tres días llamé a la sala de prensa del Ejército Nacional y el Mindefensa, insistiendo en un comentario sobre el “caso de los misiles fantasmas” que era un tema totalmente inexistente durante dos semanas. Quiere decir que ese tema es una “papa caliente” ¿o es solo una cortina de humo con otros fines? ahora con el proceso de paz en La Habana y después de la derrota jurídica de Nicaragua en La Haya. El 30 de noviembre a las 22.30 horas, el diario El Tiempo en su versión digital, publicó una breve nota en donde decía que Incautan misiles tierra-aire a las Farc, en Cauca. No tenía comillas tal como fuera citada esa nota. La Redacción de Justicia del diario que firmó el artículo, lo tomó y lo largó como cierto.

Fuente anónima en el MINDEFENSA

El redactor contó a los lectores que la incautación de ese material de guerra es capaz de “derribar una aeronave que vuele a 6,5 kilómetros de altura, según lo confirmó a EL TIEMPO una fuente del Ministerio de Defensa”. El mismo medio relató, con base a esa fuente, que los “Sam7 son usados hoy en el mundo, principalmente, en el conflicto de Afganistán, por lo que el Ejército investiga si las Farc hicieron una compra a la red terrorista Al- Qaeda, que tiene decenas de unidades en su poder, según el gobierno de Estados Unidos”. Según la fuente, “después de pasar por el despacho del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón,el informe de la incautación fue remitido a las agencias de seguridad estadounidenses”.

No es la primera vez que han salido artículos de los medios colombianos basados en fuentes del Ministerio de Defensa, en la inteligencia militar o fuentes anónimas. Y han salido en momentos delicados, como sucediera en el año 2000, cuando comenzó el proceso de Paz, en San Vicente del Caguán, entre el gobierno de Andrés Pastrana y las FARC, que además, coincidía con la ola de centenares de asesinatos de civiles por parte del paramilitarismo. Hechos orientados a sabotear el proceso y al final tumbarlo, lo que en realidad los medios al servicio de las corrientes guerreristas en Colombia, lograron el 20 de febrero de 2002.

Pista inexistente de 20 misiles rusos

También en el 2009 se publicaron artículos sobre el tema de los misiles en El Tiempo que decían que las “Farc habrían comprado 20 misiles rusos capaces de impactar naves hasta a seis kilómetros de altura”: “Este diario conoció los últimos reportes de un grupo especial de Inteligencia que desde el año 2000 tiene la misión de seguir los movimientos que ha hecho esa guerrilla para revertir la desventaja estratégica en la que quedó cuando las Fuerzas Militares completaron sus flotillas de helicópteros y aviones”, resumía el diario de propiedad (2009) de la familia Santos.

Y ahora se repite la historia, en 2012, cuando avanza la segunda parte del Diálogo de Paz comenzado en La Habana y mientras toda Colombia tiene grandes expectativas en que esta vez el pueblo del país suramericano, logre la anhelada paz. Sabemos que hay grandes y poderosas fuerzas en Colombia que se benefician en la guerra y esto es más que evidente y se demuestra con facilidad día a día. Jorge Capelan es un experto en conflictos internacionales, montajes de la CIA y la operatividad de los diferentes organismos de la inteligencia, tanto civil como militar. Es periodista y escritor con sede en Nicaragua. No duda en desacreditar lo que él caracteriza como un gran montaje.

El montaje “FARC-Al Qaeda-Talibanes”

– Es claro que es un montaje desde el momento en que hablan de Afganistán y Al Qaeda en la misma frase. Los que están peleando en Afganistán, y que aparentemente tienen esos misiles, son los talibanes, no es lo mismo que Al Qaeda. ¿Por qué hacer el enlace directo entre Al Qaeda y Afganistán cuando la red saudita está operando en un montón de lugares? Aparentemente, los talibanes han estado usando SAM-7 desde 2007. Hay informes de prensa, que creo son bastante creíbles, de que Al Qaeda ha conseguido esos misiles que la OTAN llama SAM-7 (surface-to-air missile) a raíz de la guerra de Libia, dice Capelán y sigue:
– Ahora, ¿para qué diablos ir tan lejos como Afganistán para conseguir esas armas? Creo que cuando se compran armas en el mercado negro por lo general es bastante difícil decir dónde han sido usadas exactamente. Me parece que si alguien quisiera comprar unos de esos misiles, primero buscaría en Europa o en África.

Todo eso de Al Qaeda son puras tonterías. Al Qaeda es una red creada por los Estados Unidos que sigue la agenda de las élites sauditas, es tanto una fachada para una serie de operaciones de la CIA como para la agenda wahhabita, que no es la misma que la de Estados Unidos. Me resultaría extraño ver en una cafetería de Kabul a un emisario de las FARC sentarse con uno de Al Qaeda haciendo negocios. Aún más absurdo me resulta pensar en que los talibanes en Afganistán estuviesen interesados en vender los misiles que ellos mismos necesitan en su guerra.

Ocho preguntas claves al Ministerio de Defensa

Entonces ¿cual es el interés o el motivo de hacer este montaje en este momento? Las preguntas que había preparado para la entrevista con algún funcionario del Ministerio de Defensa o algún vocero del Ejército, eran las siguientes:

¿En que lugar incautaron los dos misiles y cómo son las condiciones climáticas en el lugar de la incautación? Esto es importante, porque los misiles no son como una AK-47, sino que requieren refrigeración para no ser arruinados. Dice la fuente del Mindefensa, que los dos misiles fueron incautados en el municipio de Morales que es un lugar de “tierra caliente”.

¿Quien tenia el mando de las tropas? No lo sabemos, todos los detalles son herméticamente silenciados.

¿Hubo resistencia y cómo saben que fueron las FARC que poseían los supuestos misiles? Tampoco sabemos.

¿Hubo participación estadounidense o israelita? No lo sabemos, pero son dos estados que poseen esos misiles y las lenguas venenosas hablan de un complot de muy alto nivel con otros fines políticos, contra otros países.

¿Por qué enviaron el reporte a Estados Unidos y no a los organismos correspondientes del Estado colombiano? Importante pregunta.

¿Dónde esta el Poder Judicial colombiano? ¿Para todo hace falta que intervenga la “justicia” de un país belicista? ¿Será esta la prueba de que Colombia carece de soberanía? ¿Existen fotos y videos de la incautación de los misiles, material gráfico, que generalmente ejecutan las Fuerzas militares en tales acciones? Debería haber. Pero hasta ahora nada ha sido publicado, ni siquiera en algunos de los medios de las Fuerzas militares ¡nada! no obstante, sabemos que para clausurar el montaje, sin duda saldrán, más temprano que tarde. No sería tampoco extraño que saliera un “desmovilizado” de la guerrilla, dando declaraciones enredadas “convenciendo” que “lo ha visto por ahí”.En el año 2000 y julio de 2009 había también reportes de la inteligencia militar sobre misiles en manos de las FARC. ¿En qué quedó esa información?

Adriana Rivas, la secretaria de prensa del ministro Pinzón, aseguró a ANNCOL que no tenia un solo dato sobre antecedentes de esos años, que además, eran los de los gobiernos de Pastrana y Uribe. El Tiempo, en su publicación del 11 de Julio de 2009, mencionó los rumores que corrían en el año 2000, y dice que todo quedó en el aire. Es decir, en nada. Según informaciones, Nicaragua tiene mil (1000) misiles SAM-7, mientras, según El Tiempo, Al Qaeda solamente tiene unas decenas, y eso al otro lado del planeta y en otras circunstancias. Creo que aquí tenemos el verdadero motivo por el montaje de los “Misiles Fantasmas de Morales”. Las administraciones norteamericanas han presionado fuertemente para que el gobierno sandinista entregue todo su arsenal de aproximadamente mis (1000) misiles SAM-7 en cambio de “proyectos sociales”. Pero el gobierno sandinista ha rechazado la oferta por la sencilla razón que conoce en carne y hueso la naturaleza estadounidense y su posición “pacifista”

El interés común Santos & CIA contra Nicaragua

Las fuentes de ANNCOL dicen que esta noticia aparece justo en momentos en que sale el Fallo de la Hayaque fue una pesadilla para el gobierno colombiano y una bofetada a la soberbia cúpula militar. La razón de mantener todo este asunto en total silencio y dirigirse (o cumplir ordenes) a los organismos de la inteligencia estadounidense, es lavarse las manos y voltear el tema a los gringos. Porque, como dice Jorge Capelán, “Santos y Colombia están demasiado quemados después el bombardeo del territorio ecuatoriano del 2008 y abofeteados por el fallo de la Haya, como para comenzar a acusar a Nicaragua de ser distribuidor de misiles SAM-7 a la guerrilla colombiana”. Hay un odio profundo en los sectores militares y la esfera del gobierno & oligarquía contra el gobierno sandinista por haber otorgado asilo político a tres guerrilleras sobrevivientes del ataque a Sucumbíos del 1 de marzo de 2008, cuando fue bombardeado el campamento del comandante Raúl Reyes de las FARC.

A diferencia de otros jefes de estado, Daniel Ortega, nunca ha negado la existencia de un conflicto social y armado en Colombia y por ende, ha aplicado las normas internacionales en el derecho de asilo político cuando la vida de un luchador popular está en peligro. Los gobiernos de Bush y de Obama han intentado de mil maneras sabotear el trabajo gubernamental de Nicaragua. También han tratado, inútilmente, de deslegitimar las elecciones victoriosas del sandinismo desde el 2008, pero se han visto derrotados también políticamente. Ahora, la acusación acerca de que las FARC habrían comprado misiles SAM-7 de Al Qaeda, parece demasiado fantasiosa. Entonces, ¿cómo explicar ante la opinión pública la existencia de dos misiles supuestamente en manos de las FARC y comprados en Kabul? Pues, se trataría de voltear la autoría de los vendedores en Afganistán hacia Centroamérica y acusar a los sandinistas por el hecho. Con eso matan dos moscas en un solo golpe.

Primero, colocar a los sandinistas como vendedores de armas al que la Casa Blanca considera “grupo terrorista”. A partir de ahí, Nicaragua saldría todos los años en la lista negra del Pentágono como estado amigo del terrorismo. Segundo: Conspirar y deslegitimar al gobierno sandinista, presionar por clausura de préstamos internacionales y acusarlo de ser cómplice del narcotráfico y de esa manera, indirectamente, darían razón a los argumentos de Santos, en el sentido que Nicaragua no es capaz de proteger los 75.000 km2 contra el narcotráfico en el Mar caribe (islas de San Andrés, etc.), que la Corte de la Haya sentenció en favor del estado centroamericano, en el fallo recientemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s