“Yidis está en la cárcel y no el que la compró”.

Por Luis Fernando García Forero

El senador John Sudarsky llegó al Congreso con 30 mil votos en representación del Partido Verde.

Pasó por el liberalismo, defendiendo las ideas de Carlos Lleras Restrepo y Luis Carlos Galán. 

Sin embargo cuando militó con las banderas de Ernesto Samper el expresidente le hizo caer en cuenta que estaba en el lugar equivocado. Por eso se alió a las causas de Antanas Mockus. Es un ingeniero industrial y empresario que se considera científico – político. Experto en temas sociales, pero el país lo conoce más por sus propuestas en materia electoral. Un defensor del Sistema Electoral Mixto, propuesta que presentó a consideración del Congreso y que fue una de las principales banderas para lanzarse al Senado.

OP: ¿Qué lo llevó a la política?

JS: Desde la universidad, cuando tenía 18 años, participaba en política. Fernando Cepeda me ayudó a vincularme en el tema intelectual. Después trabajé con Antanas Mockus. Comprendí que el problema de la política es el clientelismo y después de muchos años de intentar diferentes cosas entendí que es el sistema electoral el que determina que la política se haga basada en corrupción y clientelismo.

OP: ¿Fue una bandera para llegar al Congreso?

JS: Llegué al Senado como un instrumento para intentar cambiar el sistema electoral. No es que me muera por estar allí, ni que fuera un objetivo en mi vida. Lo que pasa es que uno tiene que intentar cambiar las cosas como a uno le parece que deben ser. Por eso estuve trabajando mucho tiempo con Antanas Mockus, quien me dio el espacio ideológico y político para tratar muchos de estos temas. Y por eso entré a formar parte de la bancada verde y fui elegido senador.

OP: ¿Con qué dirigente político se siente más identificado?

JS: Con Antanas Mockus me he sentido cómodo y comprometido. También con Luis Carlos Galán, pero mi frustración fue muy grande cuando lo asesinaron, porque con él venía trabajando desde hacia mucho tiempo y cuando César Gaviria terminó de presidente me alejé.

OP: ¿Cómo se ha sentido como colega del hijo de Luis Carlos Galán?

JS: Somos muy cercanos. Siempre con la solidaridad por lo que pasó. Pero sobre todo identificados con las luchas de su padre, por lo que representó, al igual que Rodrigo Lara. Hay un núcleo de personas que son muy afines a este legado y obviamente nosotros nos sentimos muy cómodos.

OP: Militó en el Partido Liberal, luego en el Verde. ¿Qué diferencia encuentra entre uno y otro?

JS: Fui liberal toda la vida hasta que Ernesto Samper me dijo que mi forma de hacer la política no era afín a la suya, que mejor me fuera con Antanas Mockus. Tenía toda la razón. Con relación al Partido Verde, fui autor de la alianza de los exalcaldes de Bogotá: Lucho Garzón, Enrique Peñalosa y Mockus. Hicimos un trabajo electoral exitoso para la campaña a la presidencia de Antanas Mockus, pero lamentablemente Peñalosa le dio un corte muy violento al partido, al pedirle ayuda a Uribe. Fue una traición a nuestros principios y me alegró enormemente que esa traición le hubiera costado a Enrique Peñalosa perder la alcaldía.

OP: Partido Verde y Mesa de Unidad Nacional: ¿qué piensa de ese apoyo?

J S: Esa decisión la tomó el partido sin que yo estuviera presente. El sistema electoral hace difícil la independencia deliberativa, que sigue siendo lo mio. Nunca entendí por qué era tan importante estar dentro del gobierno, la importancia de tener un ministerio. Este sistema funciona mucho alrededor de puestos y organizaciones, y la reproducción de los políticos depende de tener la posesión de sectores o segmentos del Estado para obtener éxito. Por eso he estado en desacuerdo. No me molesta estar dentro de la Unidad Nacional porque nos ha permitido tener más cercanía y avanzar en las propuestas del partido, especialmente en el sistema electoral. Los argumentos no dependen de quién los diga, sino, de cómo son y de la realidad de los mismos.

“Las FARC tratarán de prolongar la negociación”

OP: ¿Qué piensa del clientelismo en el Estado colombiano?

JS: Es un obstáculo central para el desarrollo de Colombia. Los principales problemas que tenemos, como la pobreza, no se van a resolver mientras exista el actual sistema, al que sólo le interesa controlar partes del Estado para mantenerse.

OP: ¿Cuál es su posición respecto al expresidente Álvaro Uribe?

JS: Estoy en contra de lo que dice, pero sobre todo por tratar de relegirse. Una cosa fue su primer gobierno y otra fue el segundo. En su segundo gobierno enfiló todas sus energías contra todo lo que se le opusiera a través de medios ilegales para hacerse relegir.

OP: Usted habla de medios ilegales. ¿Cuáles?

JS: La Yidis política. Ella está en la cárcel y no el que la compró. Fue una elección ilegítima, un método ilegal de conseguir una decisión en el Congreso. Es indiscutible.

OP: ¿Cómo ve al presidente Juan Manuel Santos?

JS: En el tema económico va bien. Me impresionaron mucho unas cifras que mencionó el ministro Mauricio Cárdenas cuando habló del tamaño del gasto económico del Estado. Una cifra muy importante: 186 billones de pesos. Pero lamentablemente, el tema ambiental está en el último lugar.

OP: ¿Cree acertado el inicio de negociaciones entre el gobierno y las FARC?

JS: Nunca antes el proceso se había hecho de una manera ordenada y agotada en el tiempo, lo que significa una ventaja, porque las FARC van a tratar de hacer lo que hicieron con Pastrana: prolongar la negociación. El gobierno ha sido muy estricto en decir que no estamos negociando el modelo macro social ni el macroeconómico, ni el modelo de desarrollo.

OP: ¿El Partido Verde apoyaría la relección de Santos?

JS: No puedo hablar oficialmente, pero veo inevitable que Santos sea candidato, y es casi inevitable que sea de nuevo presidente. Por todo lo que ha administrado en un país presidencialista y por el acceso tan privilegiado a los medios, que en ese sentido son muy generosos con el presidente de turno. La pregunta es: si no es Santos, ¿quién?

OP: ¿El postconflicto va a significar un revolcón institucional en Colombia?

JS: Ojalá, porque las FARC no tienen mucho conocimiento sobre el tema electoral. Creo que para que haya un revolcón institucional tiene que adoptar un sistema electoral, porque el que hay hoy en día es la madre de todos los problemas. Por eso he planteado el Sistema Electoral Mixto, que es el que estamos llevando a cabo en el Congreso mediante una reforma constitucional.

OP: ¿Qué solución le ve al problema del narcotráfico?

JS: Es el tema más complicado. El modelo que debemos utilizar es el de la morfina, que hace más de 100 años se maneja a través de los hospitales, como se hace en la India. Allí hay grandes fábricas de morfina y el Estado provee la droga más barata para sacarla del negocio. Hoy en día los muertos que dan las drogas no son los muertos por fumar marihuana, porque por marihuana no se muere ni uno al año, sino por el tráfico. Usted le quita el incentivo, como está pasando en muchos países en América Latina, por ejemplo en Uruguay. Los únicos que se opusieron a esa medida de que el Estado ofrezca la marihuana para que la gente la consuma, fueron los cultivadores.

OP: En lo de suministrarles drogas a los adictos, ¿está de acuerdo con Petro?

J S: Si. Petro está haciendo las cosas en la dirección correcta. Ojalá lo haga de una manera ordenada y controlada, porque los oscurantistas que hay en Colombia quieren que fracasen estos experimentos, para sumirnos más en las tinieblas.

“El sistema electoral es la madre de todos los problemas”

OP: ¿Hace un llamado a los países del mundo para replantear el tema del narcotráfico?

JS: Eso esta avanzando y el primero que fue muy agresivo en ese sentido fue el presidente Santos. En la Cumbre de las Américas le pidió a la OEA que presentara una serie de alternativas.

OP: ¿Cómo hacer para que Santos no se quede sólo en esa tarea?

JS: No se está quedando solo, tiene mucha gente. Él está ejerciendo un liderazgo muy positivo, porque por ejemplo el presidente de México fue muy contundente. Y el de Guatemala, y el de Honduras. Ya no es un problema de Colombia, es de todos los países del mundo, y ahí está el papel que debe jugar la ONU sobre el tema.

OP: ¿Y cómo ve la minería ilegal, hoy en boga?

JS: Colombia es una fuente gigantesca de ilegalidad. Y ahora está pasando con la minería. A menudo vemos que todos los lavadores de activos y de dólares se están moviendo hacia la minería ilegal. Inclusive están trayendo oro de fuera de Colombia para venderlo acá y legalizarlo. Debemos cortar con eso de raíz, aunque será difícil, porque el Estado colombiano es clientelista y corrupto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s