Dejad que pasen a la historia como sepultureros de sueños

Por Sigifredo Arevalo Osorio
¡Dejad que se queden con el cadáver insepulto!
Dejad que disfruten de sus victorias pírricas, que ellas cavaran sus sepulturas en el árido desierto  del olvido.
Dejad que como las grandes aves carroñeras se pavonen en las alturas antes del  bestial y fétido banquete.
Dejad que como Abraham, sacrifiquen a sus hermanos e hijos, en el altar de la impúdica lujuriosa soberbia y la mansa obediencia al sistema.
Dejad que sus largas narices pinochescas se deleiten con el aroma de la putrefacta e insolente victoria.
Dejad que las cadenas que los atan, en terca y tenaz tenaza destruyan la muralla quebradiza de esta fugaz alianza, que ellas terminaran estrangulándoles antes que cante el gallo.
Dejad que se arrullen por el cantico de sirenas, que el despertar les será doloroso y frustrante al ver los estragos de su falaz victoria.
Dejad que se queden con el cascaron, deja que se soslayen con las ruinas, de sus demenciales actos.
Dejad que como astuta y sagas sierpe devoren las entrañas del primogénito de todos, por que esa será su mayor marca.
Dejad que entreguen vuestras cabezas en bandejas de plata, al altar de las curules, dejad que su gemido ansioso, “mi organización por la curul”  sea su grito de batalla.
Dejad que las amarillas  banderas ondeen a media asta, anunciando que la perfidia fue consumada.
Que griten, que vitoreen, que se emborrachen de soberbia y de arrogancia, recordad que los pueblos siempre son mas grandes que dirigentes sinuosos y petulantes.
No vais al matadero como mansas ovejas, a cobijar su insania.  Dejadle solos que sientan lo doloroso de sus mañas.
No seáis cómplices de  tal letal y cínica celada.
Dejad que sus arrogantes y autoritarias cabezas sean coronadas.
Dejad que ondeen a media asta, las amarillas y negras banderas por que han asesinado un sueño, por que han pisoteado y reventado una esperanza, por que ellos son sepultureros de sueños y esperanzas.
Dejadles sus curules, sus discursos, sus practicas y aun el nombre, id al pueblo que esta esperando, recordad que el pueblo es ancho y ajeno reconstruyamos desde abajo la esperanza.
Acordaos que “primero echaron a los derechistas y todos nos regocijamos, después echaron a los petristas, progresistas y un aire de frescor nos recorrió, después echaron  a los comunistas y a los  patriotas  y ahora…..”.
Aprovechad la coyuntura, dadle un nuevo rumbo, organicémonos en un espacio donde las ideas y los seres humanos valgan mas que las curules, que las curules sean medios y no fines, que este treinta se sienta la fuerza  de los de abajo, dejadlos solos con sus urnas, dejadlos solos con su escarnio.
Por que ellos son sepultureros de sueños y esperanzas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s