COLSUBSIDIO NO CONSIGUIÓ ENVIAR A LA CÁRCEL EX TRABAJADORES

Por César A. Luque F.

El pasado 4 de septiembre de 2012, siete ex trabadores de COLSUBSIDIO, cinco humildes y valientes mujeres y dos jóvenes que han estado a su lado en la lucha, tuvieron que pasar quizá uno de los ratos más amargos de su vida, ser puestos en el banquillo de los acusados ante un Juez de Control de Garantías en Bogotá D.C., acusados de haber incurrido en los delitos de fraude procesal y falsedad en documento privado, cuando ellos lo único que hicieron fue querer hacer parte de un sindicato que organizaban unos compañeros de trabajo, que desde Bogotá habían ido a Paipa su lugar de trabajo, en los lujosos hoteles de COLSUBSIDIO, para organizarlos, en defensa de sus derechos.

Ante ese Juez, la Fiscalía General de la Nación, representada por la Fiscal 164 Miriam Bernate de Martín y el representante, quien lo creyera, los pájaros tirándoles a las escopetas, de las víctimas, es decir, COLSUBSIDIO, le imputaron cargos, a través de una farragosa intervención de la Fiscal, que quedó en evidencia, dejando ver su ignorancia, y persecución contra los ex trabajadores, hasta ahora, ya que ganaron el derecho al reintegro al ser despedidos por intentar hacer el sindicato, cuando la Corte Constitucional a través de la sentencia T – 938 de 2011 ordenó dicho reintegro, que pasados nueve meses, ha esquivado cumplir COLSUBSIDIO, Caja de Compensación patrimonio de los trabajadores, y no de los actuales directivos, incluidos los miembros del Consejo Directivo que representan a las tres centrales de trabajadores, la CUT, CTC, y CTG, incluido el señor Francisco Maltes, miembro del sindicato SINPROFUAC, organización que recientemente lo desautorizó, comunicación que anexo al presente comunicado.

En la audiencia de imputación de cargos y en la de medida de aseguramiento intervino de manera desafortunada para la justicia, la Fiscal que dejó ver a todos los asistentes, que cumple a cabalidad las instrucciones que le dan los directivos y abogados representantes de COLSUBSIDIO, olvidando que ella se debe a la justicia y no lo intereses de los poderosos, que intentan por este medio doblegar a quienes se atrevieron en su momento a organizarse para defender sus derechos. La audiencia terminó, ante la imposibilidad de la fiscal de sostener una mediana imputación de cargos, que por ser un acto de mera comunicación fue objetada por la defensa, dejando sin argumentos a la Fiscal, ni al representante de víctimas, renunciado a pedir medida de aseguramiento, en lo que la acompañó el representante de víctimas, conscientes de que sus argumentos nunca irían a convencer el Juez 67 de Garantías, que veía con asombro lo improvisado de la acusación, lo que se hizo más evidente por la intervención de quienes estuvimos encargados de la defensa, magna tarea, defender a humildes trabajadores de la arremetida del Estado colombiano y poderosos intereses económicos de la Caja de Compensación, cuyo manejo fue puesto entredicho por el académico Salomón Kalmanovikz en reciente artículo de El Espectador.

Quienes estuvimos encargados de la defensa fuimos Hermes Salamanca, Hanz Preciado, Jaime Humberto Camargo y César A. Luque F., teniendo el constante respaldo de los miembros de los sindicatos que acudieron a la audiencia en muestra de solidaridad con quienes están pasando este trago amargo. Esos compañeros fueron por SINALTRACAF, César Losada, Mario Contreras y Henry Ramírez, por SINTRACARCOL, Arturo Cajamarca, Harold Herrera, Yesid Guerrero e Iván Pardo y por SINTRAELECOL, Ibeth Herrera, Luis Piñeros y Pedro Cubillos, a quienes agradezco su solidaria presencia, cuando a la inmensa mayoría del movimiento sindical este tipo de tragedias no le importa, dejando solos a quienes se atreven a enfrentar los intereses de los poderosos, para este caso COLSUBSIDIO, constante patrocinador de periódicos sindicales, que parece hace que se acallen los que deberían ser las voces de la inconformidad frente a tan injusta situación.

Esta también es la oportunidad para denunciar que la CGT, de cuyo seno salieron los que “asesoraron” de manera desafortunada la creación del sindicato, dejaron a su suerte a los dirigentes de SINTRACOLSUBSIDIO, que prefirieron aceptar cargos, recibir un dinero y salir del problema, lo que es entendible, pero no justifica que ahora estén al lado del acusador, contra sus ex compañeros.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s