CÓNDORES NACEN TODOS LOS DÍAS

Tomado de La Pluma de León

El día en que se anunció que los directivos del Polo Democrático Alternativo (PDA) expulsaban al Partido comunista de Colombia (PCC) de ese partido (re/partido), en La Luciernaga de Carajol  le preguntó el Dr. Pelaez al Sr. de Tuluá: “Gardeazabal, ¿Cúantos militantes tiene el Partido Comunista?”. La respuesta la dio “Gardiz” con otra pregunta “¿Cuántos miembros tienen las FARC?”. Esta respuesta dejó un poco estupefacto al Dr. Pelaez quien le cerró el micrófono y le hizo un pequeño llamado de atención. Estas posturas como la del Sr. Gardeazabal son típicas de la ultraderecha colombiana.

La luciernaga es escuchada por cientos de miles de colombianos y, este tipo de afirmaciones mentirosas e irresponsables de un periodista, continúa poniendo en la mira de las balas del terrorismo de estado a quienes han decidido pensar y actuar en pro de una nueva forma de ser País. Este es el periodismo que se escuda tras unas denuncias de corrupción para quedar como vanguardia de la honestidad, pero en últimas manda a callar a quienes hacen el trabajo real para detener el sistema corrupto. Estos son los que legitiman la masacre contra los colombianos que decidieron un día vincularse a la UP como forma pacífica de acceder al poder. Estos son los que allanan el camino para el afianzamiento de la guerra de terror contra la movilización social y las alternativas de cambio.

A propósito de este cóndor sin huevos, Gardeazabal, es lamentable su actitud ultraderechista frente a la reciente movilización indígena NASA, diciendo que la “salida tenía que ser muy grave”, clamando por una suerte de “solución final” a lo Nazi. Quisiera recordarle a esta señora, vergüenza del querido movimiento LGBT, que los pájaros no solo existen en su Norte valluno y en sus novelas; recuerde que el Cauca ha sido nido de pájaros de grandes y sangrientas alas: Chaux, Mosqueras, Iragorris y otras familias, quienes desde la colonia han sido, no cóndores, si no auténticos vampiros del sufrido pueblo caucano. Gardeazabal hace uso de la desmemoria para justificar su deleznable ideología.

Ahora la luciernaga es la luz que alumbra el camino indicado por los Santos… Amen.

Periodistas como Gardeazabal, como Gustavo Gómez y otros profesionales de la mentira le hacen merecedor a Caracol, que sin duda le podamos llamar PARACOL.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s