Agoniza prisionera política en el penal de Ibagué,Tolima

Por Nelson Lombana Silva 

La fundación defensora de derechos Humanos “Lazos de Dignidad” denuncia ante la comunidad nacional e internacional, especialmente ante los organismos defensores de derechos humanos, la situación dramática por la que viene atravesando la comunidad carcelaria en Colombia, especialmente los presospolíticos y de conciencia. Todos ellos vienen siendo víctimas de las políticas inhumanas del régimen capitalista que lidera el presidente de la república, Juan Manuel Santos Calderón. La compañera Alba Libia Esquivel, se encuentra liderando huelga de hambre al lado de 33 compañeras más en la penitenciaria COIBA Picaleña de la ciudad de Ibagué,Tolima, desde el 8 de agosto, completando 20 días hasta la fecha, sin que el gobierno se haya pronunciado para encontrar una salida al conflicto que favorezca a las personas detenidas, muchas de ellas, injustamente, e incluso, inocentes.

Según la fundación de derechos humanos, la compañera Alba Libia Esquivel viene manifestando severo deterioro de su estado físico, presentando insomnio, deshidratación, mareo, desmayo y debilidad corporal. Las autoridades carcelarias no han permitido el suministro oportuno de suero, toma de tensión, valoración permanente de los signos vitales y el no sometimiento a esfuerzos pesados. Por el contrario,“Lazos de Dignidad” denuncia que por orden expresa de la directora de esta cárcel la compañera Alba Libia Esquivel viene siendo sometida a caminar forzadamente, tortura infame que viola abiertamente las normas de los Derechos Humanos y los Derechos que tiene la comunidad carcelaria, con fundamento en la sentencia de la Corte Constitucional T – 153 y la misma ley 1453 de 2011, artículo 47. La huelguista ha señalado valientemente que se mantendrá en la protesta hasta tanto el gobierno nacional convoque la mesa nacional de concertación y se comience a estudiar la problemática de las cárceles con fundamentos en los siguientes puntos centrales:

1. Declarar la emergencia social  y humanitaria en las cárceles de Colombia;

2.Regionalización de los prisioneros que permita estar los familiares más cerca de los detenidos;

3. Rebaja del 20 por ciento de la pena, otorgamiento de los subrogados penales  y beneficios administrativos;

4. Solución  a los problemas de salud, salubridad y hacinamiento;

5. No a la extradición.

Como bien lo señala el compañero Tulio Murillo Ávila, “La lucha social no es un delito, es un paso hacia la libertad”, en esas condiciones, se responsabiliza al gobierno nacional lo que le pueda pasar a esta compañera y de paso, se demanda solidaridad nacional e internacional para que el presidente de la república y directivos de las cárceles se pronuncien a favor del respeto a los Derechos Humanos. La desunión mata, la unidad dignifica la condición humana. Además, “Hoy por mí mañana por ti”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s