El juego de azar es nocivo para la economía familiar

Por John Tenorio

¡Vuelve y juega! Este miércoles 15 de agosto los apostadores en Colombia estarán pendientes del juego del Baloto.

¿Y saben por qué? Sencillo, según los gringos de la G-Tech Corporation que es la empresa que maneja en Colombia el jueguito del Baloto, esta vez están en juego 75.000 millones de pesos. Una cifra que, prácticamente, es el presupuesto anual de un Municipio como El Cerrito. Lo oigo y no lo creo. Cada vez hay más gente ilusionada con ganarse el Baloto.  Pero muchos se preguntan por qué el baloto sólo se lo han ganado en estos 11 años que lleva operando la concesión un poco más de 40 personas, 44 para ser más exactos, mientras que casi 10 millones sólo le han pegado a los tres números.

Es más: ¿Por qué los números que más han salido son: El 2, 24  y 16, mientras otros como el 34 casi nunca caen. Lo cierto es que algunos creen que el Baloto no se lo gana nadie. O que es muy complicado pegarle al acumulado.  Basta con multiplicar el número de opciones que son seis números por el de oportunidades que son 45 y éstas, a su vez, por las posibilidades de combinación, que permiten que cada número pueda combinarse hasta 45 veces y ofrecer un número de probabilidades casi infinito. En total, hay ocho millones de probabilidades de combinación con los seis números.

Es decir, que de esas ocho millones sólo una es la opción ganadora, aunque se puedan presentar dos o tres ganadores con la misma combinación, lo cual es aún menos probable. Mejor dicho, la posibilidad de ganarse el baloto es de 1 entre ocho millones. Recordemos que el número de probabilidades de que  alguien muera carbonizado por un rayo es de 1 entre tres millones, según la ciencia que estudia estas descargas eléctricas naturales http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/08/08_5701.pdf .

Lo anterior quiere decir que en la tierra es más probable morir partido por un rayo que ganarse el Baloto.  Igual que sucede con otros juegos como el chance y la lotería, como lo demostró en su momento el escritor palmirano Julio César Londoño cuando demostró que las loterías son una especie de fraude al azar. Conociendo que hay  personas que no pueden vivir sin jugar un chance, así queden pelados y sin lo del comida del día, estoy dispuesto a interponer el recurso de tutela para que igual que sucede en el caso de la cerveza y el tabaco, la publicidad de las loterías, el chance, los casinos y todas rifas habidas y por haber, tengan un aviso que diga: “Los juegos de azar son nocivos para la economía familiar, no ponga en juego su suerte”.

NOS PILLAMOS, DESDE LA RECTA…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s