EN ALTO RIESGO MEDIO AMBIENTAL LAS AGUAS DEL RIO CAUCA DESDE LA REPRESA DE LA SALVAJINA

Por Diego Escobar Cuellar

El Departamento de Lucha Contra Empresas Transnacionales y Solidaridad de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia – CUT, Subdirectiva Valle del Cauca, en desarrollo de la actividad de ayuda humanitaria ha trasegado por inmediaciones del complejo hidroeléctrico construido en 1986 por la Corporación Autónoma Regional del Valle – CVC, y que su espíritu social se concentraba en dos acciones: la primera era la de regular el caudal del río cauca, aguas abajo, para con ello controlar los excesos de nivel y sus correspondientes inundaciones que afectaban los campos cultivados a lo largo del cauca del segundo río del país y la segunda, se fundaba en la generación de energía para abastecer la región del sur occidente y mantener unos estándares de racionalidad en el mercado energético nacional.

Pudimos constatar que el proyecto Hidroeléctrico de la Salvajina, está cumpliendo o mejor enfatizando su propósito de construcción, sobre la segunda misión que se le entregó por parte del Estado en su momento, y en la actualidad por la voracidad del capital privado, sin importarle en lo más mínimo el bienestar general de millones de colombianos que dependen de una u otra forma de las aguas del río cauca. La empresa EPSA ESP S.A, somete a la población de Suárez en el noroccidente del Departamento del Cauca, a racionamientos del cauce del río, con las implicaciones sobre la micro cuenca en términos de la flora y fauna, en la rivera del segundo caudal hídrico a nivel nacional, las imágenes son impactantes y preocupantes, puesto que no hay entidad pública que obligue a un proyecto de inversión privada a preservar los niveles de agua sobre el cauce del majestuoso Cauca.

Las compuertas del complejo de la Salvajina, se cierran todos los días en dos sesiones, la primera de 2:00 a 4:00 pm, y la segunda en horas de la noche después de las 8:00 pm, y quien lo creyera el río cauca a la altura de la galería de Suárez se atraviesa a pie y el agua solo le llega a la cintura. Con ello se busca, mantener efectivamente el nivel mínimo óptimo del embalse, no para regular el cauce aguas abajo, sino por el contrario, para poder contener grandes cantidades de agua y con ello, generar permanentemente volúmenes de energía, que le permitan a la EPSA EICE ESP cumplir con sus compromisos comerciales. Es decir, en Suárez Cauca, por parte del capital privado, prima esencialmente es su ánimo de lucro, particular, pues solo le reviste grandes dividendos monetarios a los señores de Colinversiones empresa coligada del Grupo Económico Antioqueño, que le arrebatara en una Oferta Pública de Adquisición – OPA a la multinacional española Unión Fenosa.

A todo esto, debemos sumarle los elevados niveles del verano, que ya están haciendo estragos por la resequedad del suelo en cultivos y provisión de pastos para el ganado, las intensas oleadas de calor, conllevan a la necesidad de los seres humanos a refrescarse o hidratarse y se verán obligados a consumir agua mineral que es otra parte del gran negocio de las multinacionales. Con todo esto se están generando impactos artesanales, económicos, culturales, medio ambientales, políticos y sociales impredecibles e incalculables en la rivera del Río Cauca, en el tramo comprendido entre el muro de la represa y el corregimiento de Asnazu, puesto que a partir de este último, inician a verter sus aguas los tributarios del Cauca, como el río Ovejas que su cauce igualmente ha disminuido ostensiblemente, Timba, Palo, Jamundí, y otros que le permiten a la gran ciudad de Santiago de Cali percibir caudal mínimo para la transformación de agua potable para sus comunidades.

Los peces que le sirven de sustento alimenticio a las poblaciones rivereñas se han mermado considerablemente, a causa del bajo caudal del río, los pescadores artesanales ya no realizan las mismas tareas cotidianas, sino que las mismas se han disminuido a causa de la restricción del caudal, que lo único que deja expuesto es un cementerio de piedra en el lecho del Cauca. Otro fenómeno que agrava este complejo problema, es la explotación minera por parte de mediana y gran minería, que utiliza varias retroexcavadoras y que procede a lavar los minerales con el líquido preciado, impregnando estas aguas con químicos tóxicos para el consumo humano como mercurio, cianuro, arsénico entre otros, y seguidamente el cauce del río es utilizado por el notablato azucarero para el riego de sus monocultivos de la caña de azúcar, en municipios como Timba, Puerto Tejada, Jamundí, Candelaria, Florida, Pradera entre otros municipios del valle geográfico del río Cauca.

Lo anterior determina que las aguas que llegan a la bocatoma de la planta de acueducto de Puerto Mallarino, están fuertemente contaminadas, lo que requiere de EMCALI EICE ESP mayor compromiso en velar por la salubridad de los caleños e implementar mayores concentraciones en las mezclas para poder tratar –purificar el agua- que consume el 80% de los caleños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s