EDUCACIÓN PARA EL FUTURO

Por Leopoldo de Quevedo y Monroy / Colombiano 

La vida en el planeta ya no es como en el pleistoceno, ni como en Egipto cuando los faraones se homenajearon con las pirámides, ni como en la paz idílica de Augusto y Virgilio en la vieja Italia.

O como en la época en que Marco Polo viajó por mar hasta China o Magallanes vino a América, ni como como en tiempos del nazismo de Hitler con sus panzers y flota aérea o cuando Bogotá tenía tranvía. Cierto que aún los campesinos continúan echando azadón y en los cañaduzales en Colombia y Cuba los corteros hoy trabajan con machetes, sin protección laboral y en condiciones similares a esclavos. La vida delos seres humanos ha cambiado sensiblemente. El hombre dejó de ser ingenuo ante la naturaleza. Ya no lo asustan la oscuridad ni los truenos, ni cree que la tierra se mueve porque un dios se enoja y la zarandea. La mujer se emancipó del hombre y salió del hogar a donde la habían confinado los deberes de la casa a lavar platos y pañales. Solo el domingo con mantilla en la cabeza salía a la plaza a hacer el mercado y a oír misa como lo mandaba Astete.

Con la aparición del libro se fueron acabando las telarañas intelectuales, con las invenciones de la pólvora, de la máquina de vapor, el desarrollo de la ciencia y la tecnología, el avance de las comunicaciones que acercaron continentes, razas y negocios, el panorama del mundo se diversificó en usos y cambió de paradigmas. Las relaciones, el aprendizaje de otras lenguas, el comercio internacional han hecho que el hombre haya experimentado nuevos horizontes y deshecho las fronteras. Las profesiones de hace escasos 20 años ya hoy no funcionan porque el mundo se modernizó, el imperio del robot, el uso de la internet, las nuevas teorías de trabajo, la legislación sobre derechos humanos y de autoría, el consumismo que imponen las empresas multinacionales han evolucionado el mundo que se ha vuelto light, cool, impersonal y los principios han sido reemplazados por el pragmatismo en escuelas y universidades.

China y los demás Tigres asiáticos transformaron sus economías y a la par que naciones de pequeña extensión como Japón e Israel se convirtieron en ejes de automatización, armas y tecnología de punta. Europa y las Américas del Norte tienen altos niveles de vida. Pero África y América del Sur parecen haberse quedado ancladas en el tiempo. La educación sigue igual en modelos y casi se usan las mismas tecnologías y se cursan las mismas carreras que hace 50 años. La nanomedicina, la ingeniería alternativa, la granjería vertical, el cuidado de la vejez, la producción de partes para reemplazar miembros del cuerpo, la ingeniería ambiental, el estudio para cuidar el clima y la sostenibilidad de los recursos, la abogacía virtual, los asesores a distancia en diversos temas están en mora de ser implementados en los currícula de las universidades.

Colombia y sus recursos no pueden ser explotados por sus nacionales porque no han sido preparados para ello. No hay suficientes mercadotecnistas internacionales, ingenieros de minas y de petróleos, no hay laboratorios especializados, no hayen el país doctorados que formen científicos que lideren los diversos reglones de una industria, un comercio y unos servicios que compitan con otras economías y surtan sus mercados. América del Sur se ha conformado con ser la gran plaza de venta de la mercancía estadounidense, china, coreana y hasta africana. Sur América se quedó casi comoestaba cuando llegó Colón, comprando espejos y baratijas, regalando sus riquezas y viendo comer caviar extranjero a magistrados, aforados y ministros viajeros. Ni más ni menos, como en 1530 lo retrataba en Naufragios asombrado Álvar Núñez Cabeza de Vaca y lo repite García Márquez de Macondo.

Anuncios

Un pensamiento en “EDUCACIÓN PARA EL FUTURO”

  1. La educaciòn es la base para el desarrollo de los pueblos.Pero debe ser de calidad,tratar de que la teorìa se una con la pràctica.El modelo de la promociòn automàtica,o sea de que los estudiantes pasen los cursos sin estudiar por no exigìrseles en lo màs mìnimo,conllevò a que en Colombia se perdieran 8 anos de educaciòn en el anterior Gobierno.Se buscaba anular la mentalidad creativa del estudiante,y posteriormente profesional, e impulsar una mentalidad netamente consumista.Todo enmarcado dentro del auge del modelo neo.liberal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s